Profesores de La Higuera hacen denuncias en Trabajo y Contraloría

0
340

Todos los días los profesores esperan el bus municipal para llegar a La Higuera y hacer clases en el Colegio Pedro Pablo Muñoz. Lo hacen junto a otros funcionarios del municipio. Pero ayer eso no ocurrió. El chofer, por orden de su jefe -el alcalde-, les dijo que no subirían. Sólo si quedaba espacio.

«Entonces perdimos el día», se lamentaron. Porque intentaron llegar a como dé lugar, pero no hubo caso. Y estaban complicados por eso, «puesto que les habíamos comunicado a los apoderados que hoy (ayer) comenzábamos las clases luego de casi tres semanas de paralización», contó Yesenia González, una de las docentes afectadas por esta situación y que junto a otros tres, «según el correo de las brujas, estaríamos despedidas…».

Esta mala relación, aseguran, viene de antes. Y claro, pues como reconoce González, «como colegio nos adherimos al paro nacional el 4 de junio, y a lo largo de estas semanas, por desconocimiento de algunas leyes, nos fuimos dando cuenta que nuestro colegio tiene muchas falencias, como la infraestructura, en donde no hay una zona de seguridad en caso de un sismo fuerte, por ejemplo, siendo que en La Higuera son muy frecuentes».

También cuenta, con su bolso en la mano, al igual que sus colegas, que «nos hacían trabajar cuando no había suministro de agua y nos dejaban hasta la tarde, y a los niños hasta el mediodía, lo que no podía ser. Entonces en estas semanas tratamos de comunicarnos con el alcalde, y de manera explícita, a través de un correo enviado a la directora del colegio, dijo que no nos iba atender hasta que depusiéramos el paro. Posteriormente insistimos, y según lo que nos relataron los profesores que fueron al municipio, fueron tratados de mala forma. También se conversó con concejales y ellos nos dejaron muy claro que no nos iban a atender y que, además, íbamos a perder el beneficio de la locomoción por habernos adherido al paro».

A raíz de esto, y para no seguir teniendo más inconvenientes, los profesores tuvieron este martes una reunión para decidir si seguían en el movimiento o lo deponían, «así que se optó por terminar con el paro, principalmente por el bienestar de los niños, pues nos dimos cuenta que estaban careciendo de la alimentación y claro, por temor también a las represalias que se podían tomar en contra de nosotros», asegura Yesenia.

Por lo mismo, el día de ayer llegaron a tomar la locomoción cerca de 15 profesores, todos de La Serena, quienes viajan diariamente hasta la comuna, «pero nos dejaron abajo, así que por razones obvias no nos pudimos presentar a trabajar, cuando habíamos avisado a los apoderados que íbamos a comenzar las clases, lo que sabía el alcalde y los concejales. ¿Sabe? Lo de hoy (ayer) fue discriminación y no estamos pidiendo la locomoción, pero si un trato igualitario entre los empleados municipales y nosotros, los profesores, que también somos empleados. Lo único que pedimos es un trato igualitario en este momento, no humillaciones», avisó.

A la Inspección y Contraloría

Ya sin saber qué hacer y cómo llegar a la comuna, partieron raudos hasta la Inspección del Trabajo «a poner una constancia del porqué no pudimos presentarnos en el trabajo» y luego a la Contraloría, «donde pusimos una denuncia por esto y otras cosas sucedidas a lo largo del año. Es que, por ejemplo, el año pasado fuimos un día a paro y ese día se nos descontó de nuestro sueldo -que obviamente también, según los concejales, volverá a pasar con estas casi tres semanas que estuvimos en movilización- y lo recuperamos durante el año para que nos pagaran, pero a la fecha eso no se ha cancelado».

Pero los inconvenientes para estos profesores no terminan ahí. Afirma Yesenia que «como tampoco llegamos hoy (ayer) a trabajar seguramente no lo pagarán y se sume a las semanas que estuvimos en paralización. Sin embargo, ya mañana (hoy) nos vamos a presentar, pero no vamos a ir en el bus municipal, ya que nos cansamos de humillaciones. Y aunque es un problema, porque tenemos que guardar dinero para este mes que no vamos a tener, como para las vacas flacas, ¿entiende? Y lo otro, quizás más complejo, es que según lo que tenemos entendido, existirían cuatro posibles despidos de profesores. Claro que no es un tema que nació ahora, sino que se viene dando desde antes, debido a que los cuatro profesores que están dentro de esta nómina de posibles despidos (Carla Aquea, Claudia Hernández y yo, pues del otro no tenemos la seguridad) es porque somos los que estamos hablando generalmente en las reuniones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre