Proyecto de Reforma Previsional no toca el 10% que cotizan las personas

0
32

El presidente Gabriel Boric anunció proyecto clave en su programa de Gobierno. Parlamentarios oficialistas de la región valoraron medida «tremendamente esperada». Desde la oposición criticaron destino del 6% «que funcionará como un impuesto al trabajo, frenando el crecimiento de los salarios reales…»

Fue el miércoles en la noche cuando el Presidente Gabriel Boric anunció su esperado proyecto de reformas al sistema de pensiones, uno de los grandes pilares de su programa de Gobierno, que apunta a solucionar uno de los problemas estructurales de mayor impacto en la calidad de vida de la ciudadanía: las pensiones bajas respecto del nivel de vida que tienen los ciudadanos en su etapa activa.

«Las AFP, en esta reforma, se terminan. Existirán nuevos gestores de inversión privados con el objeto exclusivo de invertir fondos previsionales y, además, existirá una alternativa pública, lo que permitirá promover la competencia con la entrada de nuevos actores», aseguró sobre su propuesta, que se discutirá en el Parlamento.

Para la diputada PC Carolina Tello «es tremendamente esperada y viene a entregar dignidad a las pensiones y a transformar nuestro sistema previsional en un sistema de seguridad social a través de tres pilares que aseguran un rol más activo del Estado: un aporte adicional de los empleadores y la solidaridad como eje central, además de otorgar la capacidad de elección. También valoramos enormemente el reconocimiento a la maternidad y labores de cuidado, evitando la distancia abismal entre pensiones entre hombres y mujeres que hoy lamentablemente existe».

Daniel Manouchehri, diputado socialista, aseguró que «el modelo de las AFP debe llegar a su fin. La reforma implica un alza automática en las pensiones de millones de chilenos, algo que es urgente. Mantiene y consagra el ahorro individual y la propiedad sobre ese ahorro, e introduce un factor de solidaridad, en un 6% pagado por la empresa. Esta es una reforma seria, que sube las pensiones y se hace cargo de los sentires ciudadanos».

Agregó que «el sistema de AFP ha condenado a la miseria a millones de adultos mayores. Esta reforma es contraria a los intereses de las AFP y favorable a la gente. Los ministros que han trabajado en ella son gente seria. El ministro Mario Marcel y la ministra Jeannette Jara dan garantías de conducir bien este debate».

Impuesto
al sueldo

Si bien en términos generales la reforma de pensiones dejó buenas impresiones en el mundo político, hay un punto que sigue generando discrepancias, principalmente con la oposición: el destino del 6% adicional.

Para el diputado Juan Manuel Fuenzalida, «la propuesta se distancia mucho de lo que quiere la gente, que el 6% adicional vaya a sus cuentas de ahorros particular. Si bien hay cosas buenas, que son las que se tienen que corregir, lo que se está haciendo en definitiva es establecer un verdadero impuesto al sueldo, porque ese 6% que irá a este fondo solidario, un sistema de reparto que ha sido un fracaso en todos los lugares donde se ha desarrollado, va a significar que ese aumento hipotético del sueldo irá a este fondo común».

Además, si se aumentara el 6% tenemos que revisar qué pasará con las 40 horas y qué sucederá con la reforma tributaria, porque no es el momento para establecer más cargas en las pymes, que están recién levantándose, entonces el anuncio, si bien tiene algunas cosas positivas, creo que en el tema del 6% de ir a un fondo solidario no es lo que quiere la gente».

Víctor Pino, del Partido de la Gente (PDG), sostuvo en cuanto a lo positivo de la reforma, «que no se va a tocar la propiedad del 10% que actualmente cotizan las personas, sin embargo, tiene dos grandes problemas. Lo primero, es que no se puede hacer una reforma esperando los resultados de otra reforma, lo que es irresponsable desde ese punto de vista. ¿Qué pasa si no se recauda lo que se espera, al igual que la reforma tributaria de Michelle Bachelet? Y lo segundo, el 6% de cargo al empleador funcionará como un impuesto al trabajo, frenando el crecimiento de los salarios reales y, para empeorar, estará administrado por políticos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre