Querella criminal contra ex alcalde de Coquimbo por eventual malversación de caudales públicos y fraude

0
205

La acción judicial presentada por el Municipio se basa en las irregularidades detectadas por Contraloría en las diversas negociaciones sostenidas entre el ex jefe comunal y la empresa Sacyr para la construcción del Edificio Consistorial.

Una querella criminal por los delitos de malversación de caudales públicos y fraude al fisco en contra del ex alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira Peralta, y contra quienes resulten responsables, ya sea en calidad de autores, encubridores y/o cómplices, interpuso la tarde de este jueves el Municipio de Coquimbo. La acción, presentada en el Juzgado de Garantía de la comuna puerto, se refiere a los graves antecedentes informados por Contraloría en las negociaciones para la construcción del nuevo Edificio Consistorial.

En el documento N°485/2021, conocido oficialmente el 11 de enero del presente año, y que comprende auditorías realizadas en el periodo entre mayo de 2018 y noviembre de 2020, el ente fiscalizador cuestiona el acuerdo extrajudicial por un monto de $ 2.975.000.000 realizado el 14 de septiembre de 2018 entre el Municipio de Coquimbo, representado por el ex alcalde Marcelo Pereira, y la empresa Sacyr S.A.

Fue el propio alcalde Alí Manouchehri quien presentó la querella, junto al asesor jurídico Pablo Galleguillos. El jefe comunal sostiene que con esta acción se busca que la justicia se pronuncie y dar claras señales que situaciones tan graves como las denunciadas por la Contraloría no pueden volver a repetirse en el Municipio de Coquimbo.

«Es difícil, porque este convenio extrajudicial con la empresa nos genera problemáticas relacionadas a lo económico. Estamos hablando de 2.900 millones de pesos, recursos que para nosotros son claves, porque estamos buscando generar políticas sociales y transformar esta comuna. Estamos enfrentando la peor crisis económica en la historia del municipio, ya superamos los 40.000 millones solo en el área municipal, 7.000 millones en salud, pero no hemos perdido las ganas, la fuerza por sacar adelante esta linda comuna, y que los coquimbanos puedan disfrutar del lugar que merecen y de la administración que se merece la gente, una administración con ganas de trabajar, transparente y honesta», añade el alcalde.

ANTECEDENTES
DE LA QUERELLA

Entre los antecedentes entregados se informa que la transacción extrajudicial tenía como objeto evitar un eventual litigio entre las partes, relacionado con un aumento en el valor de la ejecución del proyecto y perjuicios económicos informados por Sacyr. El pago de estos dineros se pactó en 3 cuotas y fue ratificado por aprobación de Concejo Municipal de la sesión ordinaria N°64, del 5 de septiembre de 2018.

Sin embargo, esta negociación fue cuestionada por la Dirección de Administración y Finanzas (DAF) del Municipio, cuya ex directora no procedió al primer pago debido a que el acuerdo carecía de argumentos jurídicos que lo justificaran como la mejor solución para los intereses municipales y, lo más importante, no existía disponibilidad financiera para cancelar la primera cuota.

Las advertencias de la DAF fueron desestimadas por el ex alcalde, quien ordenó la emisión del decreto de pago, pues a su juicio los argumentos señalados se encontraban debidamente resguardados.

El asesor jurídico Pablo Galleguillos explica que la querella se presenta, ya que claramente no correspondía el pago de 2.975.000.000 debido a que el contrato para la construcción del nuevo Edificio Consistorial era a «suma alzada», por lo que la empresa a cargo de la obra debía asumir los riesgos e imponderables que significaba mayores costos en su ejecución, independiente del origen de estos.

«Este informe da cuenta de que esa transacción se celebró sin mayor sustento legal, jurídico y financiero, toda vez que no se encontraba con presupuesto suficiente para poder cumplir los acuerdos que ahí se pactaban. Además, como antecedente, solamente se fundamenta en la manera de evitar un futuro litigio con la empresa, quien presentó un informe elaborado por una entidad privada para sustentar esta transacción. Esto podría ser constitutivo de los delitos de fraude al fisco y malversación de caudales públicos, toda vez que se dejaron de destinar fondos públicos para una vía y se destinaron a esta transacción extrajudicial», agrega el abogado.

El documento de la querella indica que tras estos antecedentes el ex alcalde, en su calidad de jefe comunal y empleado público, «ha participado de manera directa en la comisión del delito consumado, de malversación de caudales públicos, pues maliciosamente y en conocimiento de los tipos penales señalados, ha intervenido de manera directa, ordenando inicialmente conducir tratativas con la empresa SACYR S.A a sabiendas de la insuficiencia técnica-jurídica que suponía acceder a sus pretensiones». Asimismo, se cuestiona que el ex jefe comunal haya insistido a la DAF para efectuar los pagos acordados en la transacción Extrajudicial e «implicando a SECPLAN municipal con la emisión de un Certificado de Disponibilidad Presupuestaria sin contar con el respaldo de los recursos necesarios para dicho objeto».

QUE CITEN A DECLARAR
A MARCELO PEREIRA

Entre las solicitudes de la querella, se cita a declarar al ex alcalde Marcelo Pereira, al ex administrador Municipal Patricio Reyes, el ex secretario de planificación Claudio Telias, y al ex asesor jurídico Claudio García. Además, se solicitó al Ministerio Público ordenar una pericia contable al Laboratorio de Criminalística regional La Serena para cuantificar el perjuicio ocasionado a las arcas municipales y realizar el vaciado del computador utilizado por el ex alcalde Pereira, que se encuentra a disposición en dependencias de la alcaldía.
Asimismo, se solicitó remitir los antecedentes a la Brigada Investigadora Anticorrupción Metropolitana para que investigue esta denuncia y realice todas las gestiones que establezcan los hechos y eventuales delitos cometidos por los empleados públicos en el desempeño de sus cargos y que atentan contra la probidad administrativa.

EDIFICIO ESPERA RECEPCIÓN

Respecto a la situación actual del Edificio Consistorial, el alcalde Alí Manouchehri señala que se han presentado algunos problemas referidos a la recepción municipal, luego de que se encontraran ciertos detalles en la obra. «Recordar que es un edificio de más de 27 mil millones de pesos y para poder recibirlo tiene que estar impecable. En esa misma línea hemos trabajado con los equipos, se le hicieron todos los requerimientos a la empresa SACYR, y esa etapa ya estaría culminando prontamente», concluye Manouchehri

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre