«Requerimos dar respuesta donde hay sequía, donde los seres humanos tienen menos acceso al agua que las paltas y los nogales»

0
70

Luego de 10 años, el proyecto del Código de Aguas podría estar viendo la luz al final del túnel. Ello porque durante esta semana la sala del Senado comenzó la discusión en general de esta iniciativa, que ingresó a la Cámara de Diputados en 2011. La parlamentaria por Coquimbo valoró el avance pero señaló que será tarea de los constituyentes consagrarlo en la nueva Constitución.

El proyecto busca priorizar el consumo humano, el saneamiento, el desarrollo productivo local y la seguridad alimentaria. Además pretende otorgarle al agua el carácter de bien nacional de uso público, y también establece la extinción del derecho de aprovechamiento de aguas.

Otro punto relevante de este proyecto, es que brinda atribuciones a la Dirección General de Aguas (DGA) en aras de fiscalizar la gestión y sustentabilidad de los recursos hídricos.

También se establece que los nuevos derechos de aprovechamiento sean otorgados como concesiones temporales de 30 años, y se elimina la especulación por medio de un incremento en la patente por no uso, además de ampliar la facultad de expropiar para priorizar el consumo humano, mejorando también la facultad sancionatoria de la Dirección General de Aguas, entidad donde se tendrá que inscribir obligatoriamente los derechos de uso.

La actual reforma fue analizada por las comisiones de Recursos Hídricos, Agricultura y Hacienda de la Cámara de Diputados, y aprobada en noviembre de 2016. Ahí la iniciativa llegó al Senado y fue revisada por las comisiones de Recursos Hídricos, Agricultura y Constitución.

En la sesión de este miércoles, los presidentes de las Comisiones de Recursos Hídricos, Adriana Muñoz, De Agricultura, Juan Castro, y de Constitución, Pedro Araya, detallaron aspectos del proyecto en votación. Luego fue el turno del ministro de Obras públicas, Alfredo Moreno, quien estuvo en representación del gobierno.

Precisamente la senadora de la región de Coquimbo, Adriana Muñoz, valoró el avance, señalando además que será tarea de los constituyentes consagrarlo en la nueva carta magna.

«Hemos iniciado en el senado su tramitación en general y particular, y por cierto que con mucha urgencia. Porque si bien es cierto que esta reforma no resuelve el tema de la propiedad del agua que está en la Constitución y de la cual creemos que es tarea urgente de los constituyentes hacer una gran reforma al sistema de la propiedad del agua, en este código se establece fundamentalmente el derecho humano al agua, y eso es urgente».

Actualmente no existe prioridad en el uso del agua, en esa línea Muñoz señala que es positivo que en la reforma se establezca la primera opción social.

Resguardo del agua

«Además se establece el resguardo eco sistémico del agua, donde no podrán extraerse o no podrán darse derechos de agua en humedales, por ejemplo. Hay mucho resguardo del agua en su eficiencia. Se entregaran los derechos de agua en forma temporal por 30 años, como una concesión, que si no se usan, pueden extinguirse o caducar».

La militante del PPD continuó. «Hemos sentado las bases de un nuevo sistema de gestión y uso del agua, por cierto hay que avanzar mucho más. Requerimos dar respuesta a la sociedad y las organizaciones donde hay sequía, donde los seres humanos tienen menos acceso al agua que las paltas y nogales. Tenemos una tarea urgente en la nueva Constitución para consagrar el agua como un derecho de todos los chilenos», sentenció Muñoz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre