«Todos sabemos quién fue la persona que tomó la determinación y tendrá que asumir las consecuencias»

0
215

Dedicado hoy a su familia, el ex intendente y ex delegado presidencial habla del episodio que le costó su desvinculación del gobierno, apuntando al diputado Sergio Gahona. «Lo único que hizo fue cortarles los brazos y las piernas a personas que querían servir de buena fe para poder seguir creciendo como sector».

Por René Martínez Rojas

Cuenta Pablo Herman que no piensa en una candidatura a futuro. Para él lo importante hoy es estar con la familia, «pues son quienes te generan apoyo, y por eso me dedicaré a ellos», responde.

Hablar a agenda abierta con el ex intendente y ex delegado presidencial es siempre interesante. Y quizás más aún «en días de reflexión, que siempre es bueno», señala.
Para él, este tiempo fuera de la trinchera le ha servido para «volver a reencontrarse con uno mismo, con la familia, y con gente que te quiere y que te apoya, lo que al final te entrega energía».

Por eso dice estar «tranquilo, y en ese sentido de a poco va apareciendo en distintos lugares…».

Desde su salida como delegado presidencial, después del polémico nombramiento del seremi de Medio Ambiente, Mario Aros, que a Pablo Herman se le había perdido la vista. Hasta ayer, en que comenzó a hablar.

La forma en que sucedió su desvinculación quedó en el pasado, aunque tampoco le molesta revivir lo que sucedió cuando el Presidente Piñera le solicitó la renuncia tras cuestionar la designación del seremi.

«De alguna manera quienes hemos vivido situaciones así, donde por decir la verdad, hablar desde adentro, con transparencia, te desvinculan… La verdad es que duele, porque finalmente uno esperaría que te desvinculen cuando cometes un error, y yo lo que percibí es que se me desvinculó incluso tratando de proteger al gobierno, entendiendo que la persona que estaban eligiendo para la Seremía tuvo ciertos antecedentes».

¿Cree que también pudo haberle pasado la cuenta el voto contra Dominga?
«Si eso habrá afectado o no para la decisión de mi salida, eso no lo puedo responder, sino quienes tomaron la determinación, pero mi voto en Dominga nace desde la convicción de no poder tener varios puertos en el mismo sector, en 100 kilómetros, y en un lugar de reserva donde existe una riqueza natural que finalmente no me permitió generar ese voto a favor y por eso estoy tranquilo en base a las medidas que se tomaron».

¿Se sintió traicionado por la forma en que salió del Gobierno?
«Traicionado no, puesto que siempre supe el afán, así que no me sorprende. Sí molesto y sentido de alguna manera por la manera de hacer política. Sentido por la forma en que se termina destruyendo un Gobierno, y eso es lo que sucedió en ese instante y lo que finalmente genera mi desvinculación y mis días de reflexión también».

¿Tiene nombre y apellido la persona que destruyó al Gobierno?
«Obviamente a él (Sergio Gahona) está referido, ya que todos sabemos lo que pasó, todos sabemos quién fue la persona que tomó la determinación y tendrá que asumir las consecuencias».

¿Esas consecuencias las podría asumir en las elecciones?
«Lo que sucede hoy es que los puentes se cortaron, es decir que siempre cuando asume una nueva autoridad, parte todo de cero, y hoy más encima en un momento complejo donde también existe una nueva figura que es la gobernadora y que viene con todo un equipo nuevo. Entonces se corta ese puente y la ciudadanía es la que termina perjudicada, porque los proyectos se retrasan, las ayudas no llegan donde en su momento se comprometieron, y eso la gente lo hará valer en el voto de este fin de semana».

¿Siendo usted cercano a la UDI, por qué el diputado le jugó chueco?
«Siento que son maneras de liderar, puesto que hay liderazgos que sólo quieren hacer crecer a una persona, a su propia persona, y no hacer crecer a un sector o apoyar a un sector, y ahí está, digamos, la falla que tuvo el diputado Gahona en liderar nuestro sector, toda vez que no logró generar esa unidad, sino que más bien lo único que hizo fue cortarles los brazos y las piernas a personas que querían servir de buena fe para poder seguir creciendo como sector».

¿En un tiempo más ve como opción el camino parlamentario?
«No, la verdad es que siempre me ha gustado servir, y no lo he hecho solamente en una posición de un cargo público, visto que también lo he hecho desde mi propia creencia, trabajando en fundaciones, y a la gente que le gusta lo seguirá haciendo».

¿Cómo evalúa su paso como intendente y luego como delegado?
«Me tocó en los momentos más difíciles, pues llegué al año de cumplido el estallido social, donde aún existían ciertas manifestaciones y expresiones delictuales de algunas personas. Me tocó asumir con el Papaya Gate que sacudió al Gobierno Regional, y me toca no sólo poder levantarlo, sino también levantar las confianzas de los funcionarios, y por otra parte levantar al gobierno con los recursos que necesitábamos para poder ejecutar los distintos proyectos, que se habían gastado en el pago de los terrenos.

ambién me toca el tema eleccionario, este cambio de intendente a delegado. Me tocó asumir con la pandemia, sobre todo con la segunda ola, que terminó siendo un tsunami. Me tocó asumir con un 16% de cesantía y logramos bajarlo, y eso, de alguna manera, muestra la gestión que se hizo en conjunto con diferentes gremios, con la ciudadanía, vecinos, que eran parte principal del trabajo que me correspondía, que era estar en terreno y así llegar con más soluciones. Creo que se trató de hacer el mejor trabajo que se pudo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre