Trabajadores de constructora en Barrio Baquedano acusan hasta seis meses impagos

0
145

El dirigente asegura que al menos 85 trabajadores
estarían en sintonía con la protesta. Manifiesta que
ya nadie querría trabajar al no saber si a fin de mes se cancelarán los
dineros adeudados.

Una serie de presuntas irregularidades dieron a conocer en medio de una protesta trabajadores de un proyecto a cargo de la inmobiliaria Pacal, instalado en pleno Barrio Baquedano de Coquimbo.

Acusan el no pago de sus cotizaciones provisionales, sueldos y quincenas.
De no haber respuesta prometen la radicalización de la protesta. «No vamos a continuar la obra si no hay una solución concreta, no queremos más calmantes», dijeron líderes de la jornada.

En Chacabuco con Baquedano surgía el humo de la barricada, que se veía desde varios sectores colindantes con Villa Dominante.

Roberto Avalos, vocero del grupo, en conversación con LA REGIÓN explicó que recibían «puras dipironas» de la empresa.

Se trata de la obra de departamentos con los que el barrio Baquedano prometía cambiarle la cara a su entorno tras el terremoto y tsunami del 2015. Proyectos habitacionales que solo podrán ser ocupados desde el segundo piso con el objeto de evitar catástrofes y errores que costaron incluso vidas humanas.

Mientras se sumaban más hombres afectados al círculo de fuego, un oficial de Carabineros intentaba intermediar entre las partes, señalando que durante el día habría un pronunciamiento de parte de la empresa.

Sin embargo aquello era rebatido, diciendo que esa sería la tónica de las respuestas durante meses que habrían recibido de parte de Pacal.

El problema aquejaría a dos grupos de jornales. Los denunciantes indicaron que desde marzo comenzaron con los retrasos en pagos de remuneraciones y desde enero que no pagan tampoco sus cotizaciones.

Da cuenta que cientos de familias estarían sufriendo con el no pago de estas obligaciones de sueldos y previsión social. Al contratista Avalos y compañía les preocupa que Pacal se declare en quiebra.

«Esto es gravísimo, porque es demasiado tiempo el que ha pasado sin respuestas. Intentaba recién explicarle de buena manera al carabinero que nosotros jamás acostumbramos a esto de radicalizar la protesta, pero no nos queda otra. El fin de semana fue el día del padre, muchos de los colegas me decían que no pudieron darle nada a sus viejos, parece exagerado, pero sin dinero quedas absolutamente amarrado.

«Quién tiene ganas de trabajar en esas condiciones, si el trabajo tiene que tener la motivación de las lucas depositadas al final de mes, sino no tiene brillo. Súmale que no hay condiciones tampoco en cuanto a la calidad del trabajo, están malos los ascensores, y andar subiendo material pesado hasta el piso 16 prácticamente es inhumano», dijo el dirigente.

Pese a que durante la jornada de ayer los trabajadores firmaron el libro de asistencia, se declararán en paro a contar de las próximas horas de no contar con una respuesta satisfactoria a sus pretensiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre