4.000 visitas hubo a la ex cárcel antes que se convierta en CDT

0
6

ACTUALIDAD 3Autoridades locales, miembros del Consejo Regional, hicieron un recorrido a al ex cárcel  de La Serna antes que inicien los trabajos de demolición de la longeva infraestructura.

Más de 4.000 mil personas visitaron la ex cárcel durante el breve periodo que permaneció abierta al público, antes de ser demolida en gran parte para iniciar la construcción de lo que será el futuro Centro Diagnóstico Terapéutico (CDT) del Hospital de La Serena.

Un grupo de consejeros regionales asistió junto a la directora del Servicio de Salud, para realizar un último recorrido. Los consejeros visitaron cada una de las instalaciones en las que estuvieron miles de reos durante la extensa vida útil del recinto, lo que incluyó la detención de presos políticos tras el golpe de estado de 1973.

Los consejeros destacaron la iniciativa propuesta por el Consejo Consultivo del Hospital de La Serena y puesta en marcha por el Servicio de Salud Coquimbo, debido a que la cárcel es un símbolo entre el pasado de la ciudad y el futuro representado por el CDT y las mejoras en salud que traerá este nuevo espacio.

Pablo Muñoz indicó que «lo más relevante es que se construirá el CDT que tanto requiere nuestra comunidad, pero es muy relevante que el progreso y lo que va a ocurrir sea  a la vez respetuoso con parte de la historia de La Serena. Esta cárcel es parte de nuestro paisaje urbano y es muy relevante para nuestro patrimonio, es un monumento nacional».

Históricamente, en el año 1889 se adquirió el terreno en el que posteriormente se levantó la cárcel. La estructura se modificó en los años 1904, 1929 y 1950, esta última en el en el contexto del Plan Serena.

Con capacidad para unos 400 reclusos, durante sus últimos años de funcionamiento llegó a tener una población penal que superaba los 800 internos. Esto hasta el 2006, cuando estos fueron trasladados a Huachalalume.

El consejero Raúl Godoy señaló que «visitar este edificio provoca tristeza, porque hubo personas que sufrieron acá, tanto personas en el periodo de dictadura como personas que delinquieron. Pero por otro lado hay alegría, porque este espacio pudo haber quedado abandonado, pero en vez de eso se dará paso a un recinto de salud de primera necesidad para nuestra gente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre