¿A dónde apunta el diputado UDI Jaime Bellolio?…

0
80

El ingeniero comercial, diputado por el Distrito Nº 30 de región Metropolitana y militante
del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), en su paso por la región abordó la situación del paro de los profesores, el rechazo a la ley de admisión justa y junto con parlamentarios de la zona vio las formas de poder ir concretando proyectos de integración social.

El parlamentario e integrante de la comisión de Educación y Salud de la Cámara, Jaime Bellolio (UDI), visitó la zona por una invitación de Juan Manuel Fuenzalida, para poder ir concretando proyectos de integración social en el ámbito de viviendas y transporte.
En entrevista con LA REGIÓN ahondó en el paro de profesores, la ley de admisión justa, recientemente rechazada, y la integración social, lo que se está transformando en un nuevo caballo de batalla de la UDI.

¿En los proyectos en cuales está trabajando, por donde irá la gestión?
«Estoy en la comisión de Salud y Educación, que han sido dos áreas que han estado en la polémica y que están muy relacionadas una con la otra. En educación lo central es concretarnos en la calidad y en la parte inicial, y hay un proyecto del gobierno que implica duplicar la subvención que reciben los jardines infantiles VTF, que son los que atienden a la población más vulnerable del país, y creo que ahí debería estar parte de nuestra concentración, en cómo mejorar las condiciones de esos jardines, las trabajadoras y la comunidad. En el ámbito de la salud tiene que ser la disminución de la listas de espera, tener un atención más pronta y adecuada, y no un año después».

En materia de salud, durante la semana se supo que el ahora ex subsecretario Luis Castillo renunció, ¿Cuál es su visión?
«El subsecretario Luis Castillo había hecho un buen trabajo en materia de redes, es decir tenía una muy buena gestión, y cada vez que se necesitaba de su ayuda para solucionar temas internos, ya sea de consultorios y hospitales, siempre tenía una buena disposición, además eso es transversal, cualquier diputado que trabaje en el ámbito de la salud sabía que tenía en el subsecretario Castillo un aliado para resolver cualquier tipo de problemas, pero la frase que menciona, aparte de ser una muy mala, no representa en ningún caso lo que él ha trabajado en salud pública ni lo que piensa el gobierno. Las personas van a los consultorios no por gusto, sino que porque necesitan una atención en salud, además muchos tienen pocas redes de apoyo y viven solos, lo cual no significa que vayan a los consultorios a hacer vida social».

Uno de los temas que lo trae a la zona es la integración social, ¿en qué se está trabajando?
«La integración social implica, desde una perspectiva más profunda, una evolución de la política social, así como en los 90’ se construyeron viviendas sociales lo más rápido posible y lo más barato que se podía, porque había una urgencia, hoy en día necesitamos otra etapa, y es que no podemos seguir enviando a las personas más vulnerables y de clase media a que vaya a vivir a sectores que son demasiado alejados de los centros y de donde está desarrollada la ciudad, sin servicios básicos ni barrios consolidados. La integración social implica que las personas de clase media y más vulnerables también puedan ser parte del progreso y de los barrios que están consolidados».

La idea en papel se ve bien, ¿pero de qué manera se puede concretar?
«Efectivamente significa más recursos, por eso decía que esto es una evolución de esta política que tiene que pensarse hacia futuro, y hay distintas formas en que se puede financiar, no es solamente el DS49, que es el subsidio del Minvu para la vivienda sin deuda, o el DS19, que es para las familias de clase media, sino que es también con un subsidio de la Subdere para financiar el terreno, para que no solamente estén disponibles para inmobiliarias sino que también para viviendas sociales, y se genere una buena integración en barrios en que les va a permitir a todos vivir mejor».

En relación al tema de la educación, hay dos frentes complejos, uno por los profesores y el otro es la ley que se rechazó, ¿Cuál es su visión del paro docente?
«Lamentablemente ha sido una movilización que se ha extendido mucho más allá de lo razonable, porque después de seis semanas de paralización el tiempo puede ser irrecuperable, y son conscientes de eso los dirigentes del Colegio del Profesores, tengo muchísimas diferencias con su presidente, sin embargo creo que él ha ejercido un liderazgo en el petitorio originalmente que ellos pidieron, muchos de los temas que estaba ahí son perfectamente atendibles y justos, tanto así que nosotros mismos como parlamentarios de gobierno ya habíamos aprobado algunas de esas cosas en la comisión de educación, lo que no me gusta es que haya paralización de clases, porque al final termina perjudicando a la educación pública y particularmente a las familias más vulnerables. A mí me gustó que el presidente del colegio de profesores señale que ya consiguieron una muy buena parte de lo que tenían que conseguir y por eso llamó al repliegue… lamento que al final la decisión por la cual se mantiene en paro es más bien por una disputa interna».

¿Y el rechazo a la ley de Admisión Justa?
«Lo que pasó con Admisión Justa, es que el Frente Amplio mostró especialmente su vocación de falta de diálogo y falta de verdadero interés por las familias de clase media. Lo que es inédito, no es solamente que hayan votado en contra de la idea de legislar, que es algo que está dentro de atribuciones de los diputados, sino que además se negaron a la posibilidad del debate, la razón por la cual hicieron esto, es que le daban vergüenza sus propios argumentos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre