A un año de la macabra muerte del abuelo José en la comuna de Canela, la familia no deja de sorprenderse

0
164

Era un 23 de septiembre cuando los restos de José del Tránsito, de 89 años, fueron encontrados desmembrados en un bolso deportivo en su vivienda y en un pozo aledaño al lugar. Hoy su sobrino, Mario Pérez, pide que se haga justicia, y que se llegue a la verdad.
«Personalmente creo que sí, que hubo más personas involucradas, y que este sujeto sabe muy bien lo que hizo.
En el fondo tiene discernimiento de lo que es bueno y malo».

La pregunta es la constante, y hace un año que se repite en silencio. La familia de José del Tránsito Pérez Cortés, de 89 años, no entiende por qué. Siguen preguntándose qué pudo haber ocurrido para que su tío muriera de una manera tan horrenda.

Este lunes 23 de septiembre se conmemorará un año del crimen que enlutó a la comuna de Canela, en un caso que sigue sin entregar resultados concretos y positivos para su familia.
Porque si bien Abraham González, alías el «Comando», se encuentra detenido después que reconociera su participación y revelara un plan de venganza, Mario Pérez y el resto de la familia llaman a que la justicia y la Fiscalía no escatimen en recursos para que esto tenga un final «feliz», y que se puedan agotar todos los medios para que se aclare totalmente el crimen, «ya que este tipo está acusado, detenido, y si existen otros involucrados, que paguen…», cuenta.

Porque junto a ellos, también sus cercanos «esperan que se haga justicia, que exista una sentencia, y que sea justa con lo sucedido, para que se pueda sentar un precedente», señaló.

Una misa en su homenaje

Fue un 18 de septiembre cuando se le perdió el rastro a don José. Curioso, cuando era común verlo sentado en una banca afuera de su casa en la calle Estanislao Ollarzú y saludando a sus vecinos.

«Cuando iba por la vereda se detenía y levantaba una de sus muletas y decía ‘cortado el tránsito’, para poder conversar un minuto con la gente y saber cómo se encontraban», cuenta un cercano, quien a un año de lo ocurrido siguen sin entender qué fue lo que pasó.
Pese a que usaba muletas para desplazarse, sus sobrinos dicen que eso no le impedía que tuviera una activa vida social, dado que siempre participaba en actividades del adulto mayor del municipio y en festividades religiosas locales, donde destacaba por su carácter amable y caballeroso.

Según las investigaciones al «abuelo José», como le decían sus vecinos, fue asesinado en su casa el día 19 de septiembre, y el día 23 carabineros hallaron su cuerpo desmembrado,pues no presentaba ni cabeza ni extremidades, en un bolso deportivo en su vivienda, y otras partes en un pozo aledaño a su hogar.

«Como familia aún tenemos un sentimiento difícil de asimilar, más en estas fechas que se recuerda el macabro crimen, y eso hace que siga siendo doloroso. No nos cabe en la cabeza como es que un ser humano pudo haber tenido tanto odio y tan poco respeto por la vida de otra persona», señala Mario.
El anciano era reconocido en el pueblo, por lo que el hecho causó conmoción en un lugar donde rara vez las noticias de crónica roja afectan a la comunidad.
Y por su amabilidad y siempre buena disposición para con los demás, es que sigue siendo recordado. Por eso que este viernes se le realizó una misa en una localidad cercana a Canela, lugar a donde José del Tránsito se le veía ir constantemente.
«Como familia tomamos la determinación de realizarle una misa, donde estuvo presente la gente más cercana, y de verdad que fue bastante bonita, porque la hicimos en un sector rural donde mi tío compartía habitualmente, y hoy (ayer) también sus vecinos y familiares le hicieron otra, pero esta vez en la comuna, junto a las organizaciones sociales en las que participaba».

¿Más involucrados?

Desde el día de los hechos que su familia, pero especialmente Mario, insisten en que en el asesinato hubo más involucrados.
«Este caso aún se sigue investigando, y la tesis siempre está, y mientras este tipo esté detenido, no hable y no aclare los dichos que en algún momento insinuó y expuso en la audiencia, con respecto a la posibilidad de que hubiesen más involucrados en el tema, hoy seguimos sujetos a eso, a la investigación. Pese a que esto ocurrió hace un año, todavía el tiempo es corto para que la misma gente de la comuna comience a comentar, a hablar».
Sin embargo, es claro en señalar que como familia seguirán hasta el final para que se haga justicia, sea con este tipo o con quien haya cometido el crimen.
«Nosotros como familia, y las autoridades de la comuna, pensamos lo mismo. No puede ser que esto haya ocurrido y que no se haga nada, así que tenemos todavía la fuerza para seguir insistiendo en que este crimen sea aclarado, y que pague este tipo, y si hubiesen más personas involucradas, lo mismo. Yo personalmente creo que sí, que hubo más personas involucradas, pero eso es básicamente y conociendo las circunstancias, aunque todo eso depende de la investigación».
Mario no vive en Canela, pero cada vez que vista a sus familiares cuenta que la gente se le acerca para preguntarle cómo va el caso. Y él, responde que «la investigación continúa».
«Pese a que se cumplirá un año desde que encontraron sus restos, es poco aun el tiempo para que la gente comience a murmurar y hablar, aunque esperemos que todo se aclare. Solamente queremos que pague, puesto que no queremos que este horrible hecho vuelva a ocurrir, no solamente en la comuna, sino que también en otro lugar, porque es muy ingrato para las familias estar pasando por una situación como esta, que de verdad conlleva un tremendo daño psicológico».

Este crimen marcó un
antes y un después para
los habitantes de la comuna.

«En su momento el miedo era mayor, sobre todo en las personas más indefensas, de la tercera edad, pero ahora me he dado cuenta que Carabineros, por ejemplo, que son los encargada de resguardar la seguridad pública, está en las calles y en las carreteras controlando. Está en distintos lugares del pueblo, también por las noches haciendo rondas, por lo tanto todo eso me da a entender que si hubo un cambio y espero que sea un cambio permanente y para mejor».

¿Inimputable?

De apariencia extraña y extrovertida, el imputado, conocido como el «Soldado Universal», por su gusto de vestir ropa militar, bien podría ser declarado inimputable después que su defensa haya pedido al Juzgado de Garantía de Los Vilos que se pueda acelerar su ingreso a un recinto psiquiátrico.

Verlo en un centro hospitalario es un tema que preocupa a sus familiares, y por eso lo han hablado en infinidad de veces.

«Nosotros sabemos que fue sometido a pericias psiquiátricas por parte de un hospital en Santiago, y que ahora hay que esperar que el informe se le entregue al juzgado. Pero de verdad que este tema de su posible inimputabilidad lo hemos hablado como familia y de todas maneras creemos que pueda tener rasgos de deficiencias mentales, pero eso no creo que sea suficiente para que sea derivado a un hospital psiquiátrico, porque él en su propia declaración deja bien en claro que había cometido un crimen y que tenía que pagar. En el fondo tiene discernimiento de lo que es bueno y malo».

Insiste su sobrino que de toda esta situación, compleja para todos, lo deja muy tranquilo pensar que «este tipo si tiene discernimiento, porque lo dijo en su declaración inicial, donde argumenta que después de haber cometido el crimen caminó por los cerros para que nadie lo viera, y así tomar un bus para trasladarse al norte, entonces con esa declaración queda en evidencia que el tipo estaba en sus cabales a la hora de matar a mi tío, y que al final pensó y meditó todo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre