Abogada: «Todas las personas mencionadas en relatos de víctima de Cox serán citadas a declarar…»

0
157

A través de una declaración pública, el Comité Permanente de la Conferencia Episco-pal pidió perdón «en nombre de los obispos y de la Iglesia» a las víctimas de violencia sexual por parte de religiosos, a sus familias y comunidades.

Esto, luego que el Vaticano comunicara el 13 de octubre de este año la expulsión del sacerdocio de Francisco José Cox, arzobispo emérito de La Serena, como «consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores».

Uno de los que firmó como miembro fue Ricardo Ezzati.

El cinco de noviembre del año 2002, Ezzati, primer sustituto del Comité, además de Francisco Javier Errazuriz, quien presidía la Conferencia Episcopal junto a Javier Prado Aránguiz, que era el vicepresidente; Manuel Donoso, el arzobispo de La Serena y Manuel Vial Risopatrón, secretario general, firmaron un documento, llamado «horas dolorosas llaman a la conversión», soterrando las acusaciones en contra del cuestionado prelado para luego permitirle su traslado hasta a Alemania, a la ciudad de Vallenar, donde aún se encuentra en una casa de la Comunidad  Padres  de Schoenstatt. Abogada: «Todas las personas mencionadas en los relatos de las víctima de Cox serán citadas a declarar…»  Nunca enfrentó a la justicia, hasta ahora…

Todos ellos, tras la querella interpuesta por los abogados Juan Pablo Hermosilla y Josefina Gutiérrez en contra del ex obispo por abusos sexuales cometidos cuando era obispo coadjutor de La Serena, y que posteriormente se hicieron más frecuentes y con más desparpajo cuando se hizo cargo del arzobispado, entre los años 1990 y 1997, deberán presentarse a declarar ante el Fiscal.

«Todas las personas mencionadas en los relatos de las víctima de Cox serán citadas a declarar en calidad de imputado, como le corresponderá a Cox, o en otra calidad que podría ser testigo u otro según lo determine el Fiscal que asuma la investigación. La idea es recabar la mayor cantidad de antecedentes posibles», señala la abogada Josefina Gutiérrez de la «Fundación para la Confianza», cuyo director ejecutivo es José Andrés Murillo, una de las víctimas y denunciantes de Fernando Karadima.

En realidad, «que se desarrollen las diligencias que solicitamos en la querella por los abusos en contra de Hernán Godoy y que se le tome declaración a Cox cuando llegue a Chile, es lo que estamos buscando», dice Gutiérrez.

Agrega que «cuando uno interpone una querella lo que está haciendo es poner al tanto del Ministerio Publico determinados antecedentes. En este caso, lo que nosotros estamos diciendo en particular, es que Hernán Godoy fue víctima de un delito de índole sexual, que no obstante está prescrito, queremos que se investigue y además, damos cuenta de que el propio Movimiento de Schoenstatt reconoció que se inició un nuevo proceso en contra de Cox por un hecho que había ocurrido en el año 2004 con una persona en Alemania, así que podrían verificarse nuevos antecedentes. Y aunque ese delito es antiguo, lo presentamos ante el Ministerio Público de la Fiscalía Nacional para investigar todos estos casos para efectos de acreditar los hechos, no obstante después se pueda o no aplicar una pena por efectos de la prescripción. Pero aunque el caso este prescrito, insisto, Cox cuando llegue a Chile será interrogado sin perjuicio».

Aunque la causa está prescrita, no es un impedimento para los abogados de la fundación que hace tres meses tomaron contacto con Godoy. «El que esté prescrito no es un problema para nosotros, por ningún motivo, porque lo que nosotros estamos buscando no es que Cox sea condenado, que podría pasar en el caso, sino que se acredite que los acontecimientos son ciertos, y que en el caso de Hernán como también con las otras víctimas, haya por lo menos una sentencia que indique que las cosas ocurrieron como ellos así lo están señalando y también exista responsabilidad de parte de otras personas que tuvieron conocimiento de los hechos y que no actuaron en el momento». En ese sentido, es clara en señalar que el actual obispo emérito de La Serena, Manuel Donoso, quien reemplazó en el arzobispado a Cox, también será citado a declarar.

«Claro que podría ser llamado a declarar. Él tomó conocimientos –al igual que el resto- de los hechos un tiempo atrás, por lo tanto es una persona que participó dentro de los acontecimientos que se relatan en la querella y probablemente sea citado a declarar. Pero acá el imputado solamente es Cox, puesto que es la única persona de la que tenemos certeza que cometió delito. El resto de las personas tendrán que ser citadas a declarar y, según su declaración, tendrán la calificación que corresponda, ya sea como testigo u otro».

En el mes de septiembre, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, encabezó allanamientos simultáneos en obispados de Valparaíso, Osorno, Concepción y Chillán, apuntando a la incautación de todas las piezas de las investigaciones en poder de la Iglesia. Entre ellas se incluyen denuncias, investigaciones previas y antecedentes entregados a la Congregación para la Doctrina de la Fe, además de las carpetas de los miembros de la iglesia involucrados en ilícitos previos a la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal.

En La Serena eso no ha ocurrido y, al parecer, no ocurrirá. Esto, porque según la abogada querellante, «las diligencias no han sido llevadas a cabo en La Serena porque los allanamientos han sido realizados por investigaciones que involucran a muchos miembros de la iglesia, la que se lleva en Rancagua y en la Fiscalía Sur, principalmente, dado que es una diligencia súper intrusiva, por lo tanto requiere autorización judicial y para justificar la solicitud y autorización judicial, el fiscal debe ver si hay mérito o no para realizar estas diligencias».

Por otra parte, afirmó que la querella que se interpuso es solamente por Hernán Godoy, debido a que la otra, interpuesta por Abel Soto, «fue en otro territorio jurisdiccional en el que incurrieron los hechos, porque es el lugar en donde se verifique la ejecución de delitos, lo que determina la competencia del tribunal. En el caso de Hernán Godoy fueron en La Serena y el de Soto, no fue en La Serena donde comienza…».

Por último, la abogada reconoció que como «Fundación para la Confianza» le recomendaron a Godoy que trabajara con un psicólogo, y no porque en algún momento se vaya a encontrar cara a cara con Cox en caso de que regrese a Chile, sino porque «nosotros trabajamos como fundación en los casos de abusos sexual y es indispensable que el cliente esté con apoyo terapéutico para contener todas las hostilidades que puedan aparecer en un proceso…».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre