Adriana Peñafiel continúa a la cabeza: «No hay vuelta atrás»

0
88

En abril pasado la presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel, presentó su renuncia al cargo, y tal como la ley de los gobiernos regionales lo señala, se incorporó su carta a la sesión siguiente, para que los consejeros regionales la analizaran y se pronunciaran al respecto.

Ahí se produjo una votación que dio 8 votos a favor de aceptar la renuncia. No se alcanzó el quorum de la mitad más uno, que en este Consejo Regional compuesto por 16 consejeros, correspondía a 9 votos.

De esta manera se certificó que no se había aprobado la renuncia y por lo tanto continuaba la consejera regional Adriana Peñafiel en el cargo de presidenta.

Posteriormente, el consejero Sulantay realizó una solicitud de pronunciamiento a la Contraloría Regional de Coquimbo, respecto al quórum requerido para resolver la renuncia presentada por la Presidenta del Consejo Regional.

En el documento presentado a Contraloría, Sulantay sostuvo que la decisión de la secretaria ejecutiva y ministra de fe del Consejo Regional no se ajustaba a derecho, ya que el quorum, de acuerdo al consejero, correspondería a una mayoría simple o relativa, vale decir, el mayor número de aprobaciones versus el menor número de rechazos, y que para ello faltaba saber la votación de los otros integrantes.

En respuesta a la presentación ante la Controlaría Regional de Coquimbo del consejero regional Sulantay, el ente regulador señaló que «si bien es indiscutible que la regla general para la adopción de acuerdos del CORE es la mayoría absoluta de los consejeros asistentes a la sesión respectiva, también resulta claro que para la aprobación de la renuncia no se aplica dicha regla general, pues la propia ley contempla una especial, cual es la de la mayoría de los consejeros en ejercicio».

El documento agrega que «en consecuencia, sobre la base de las consideraciones expuestas, debe concluirse que el proceder de la secretaria ejecutiva del Consejo Regional de Coquimbo resultó ajustado a derecho, no alcanzándose el quorum necesario para la aprobación de la anotada renuncia».

Al respecto, Adriana Peñafiel señaló que «hubo un acuerdo que en su momento todos los cumplimos, eso ya se hizo y ya pasó. Esto queda resuelto a través de este dictamen de Contraloría, que indica que se actuó conforme a derecho, por lo tanto, de aquí para adelante lo que hacemos nosotros es hacer un llamado para continuar trabajando unidos. Estamos con un propósito muy importante de avanzar en todos los proyectos de la región, y lo que diría que es fundamental es que los consejeros, la mayoría, siempre hemos estado trabajando muy unidos».

«Las dudas ya han sido despejadas, y el llamado en este caso, como presidenta, es que esto ya está zanjado y que continuemos en una sola línea, unidos todos, de manera transversal, como lo hemos hecho hasta ahora por los propósitos de la región y los proyectos, más aun ante el tema de la escasez hídrica», agregó Peñafiel.

Jaime Herrera, consejero por la provincia del Choapa, comentó que «lo más importante es dejar establecido una duda, que es muy legítima del consejo Marco Antonio Sulantay, en el sentido de cómo se había desarrollado la votación para aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel como presidenta del Consejo Regional, nosotros teníamos un acuerdo de bancada para ir alternando el tema de las presidencias junto con la UDI y RN, como habían alcanzado la mayoría en este Consejo Regional, y justamente se dio esta opción de que la presidenta presentara su renuncia para poder elegir un nuevo presidente del Core, tal como se había acordado políticamente, pero sucedió este hecho y no se dio la mayoría absoluta».

«Esto es un tema legal, no constituye en ningún caso un rompimiento ni tampoco que nosotros dejemos de estar unidos como bancada para seguir buscando el desarrollo y la unidad política y poder avanzar en lo que es más importante, como son los proyectos que van a satisfacer las necesidades de las personas y por lo cual hemos sido electos», puntualizó Herrera.

Por su parte, Marcelo Castagneto enfatizó en que para la bancada de Chile Vamos fue sorpresa lo sucedido en la presidencia del Core, al ser un hecho inédito el empate. «En el periodo anterior, para los cambios de presidente se hacía el mismo procedimiento y había siempre una mayoría… Esto nos sirve de lección para otros eventos de esta naturaleza y para aclarar un manto de dudas que se había generado por esto, que no todos entendían, pero cuando empezamos a analizar y conversar el procedimiento, nos convencimos que efectivamente se había actuado en derecho y que la secretaria ejecutiva había cumplido con lo que establece la ley de los Consejos Regionales y ratificado después de la reclamación de Marco Antonio Sulantay, con un dictamen que es categórico y concluyente», finalizó Castagneto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre