Alcalde autorizó feria navideña en Plaza de Armas «por la situación»

0
681

Son ciento cincuenta puestos los que conforman
la Feria Navideña en la Plaza de Armas de Coquimbo.

Yanett Araya, presidenta del sindicato Esfuerzo y Progreso y coordinadora de los gremios de ese comercio, explicó a Diario LA REGIÓN que el municipio los autorizó para funcionar en ese espacio en vista de la difícil situación económica que atraviesa la gente agremiada, que principalmente son jefas de hogar.

«Esta feria está formada en una gran mayoría por mujeres emprendedoras que nos instalamos con autorización del alcalde Marcelo Pereira. Son cien puestos de los sindicatos Puerto Coquimbo, Renacer, y un grupo del sindicato Fénix.

Su gente es la que está en la plaza por el lado de Aldunate, explica la dirigente. Los puestos de Melgarejo son de otras agrupaciones. «Lo que nosotros buscamos es tener algo de ganancias en vista de que la parte económica nuestra está muy difícil, por el movimiento social y porque por eso también hay mucha cesantía entre nuestras familias»
Otro argumento que esgrimió Araya es que habían solicitado permiso para ocupar la Plaza por la fallida creación de una feria navideña en la Pampilla, proyecto que presentaron a inicios de septiembre.

«Nosotros presentamos una idea formal de gran feria navideña en la Pampilla, con documentos, como sindicato Esfuerzo y Progreso, que también incluía a otras agrupaciones de comerciantes como la nuestra, incluso integramos a grupos parecidos que no eran muy conocidos, y así el proyecto llegó a una jefatura municipal que tenía que emitir un informe al concejo y al alcalde, informe que no fue bueno para nosotros, nunca supimos qué era lo que nos impedía usar la Pampilla».

Señala que se habían coordinado con la locomoción colectiva para el traslado de personas que irían a las compras. Habían conseguido que el concejo les diera un voto unánime para crear esa feria, «pero el informe no nos favoreció y todo quedó en nada, aún cuando había presupuesto de la municipalidad».

Respecto de las críticas surgidas en contra de la instalación de la feria en la Plaza de Armas, Araya expresa «yo conversé con el presidente de la Cámara, Fernando Guzmán, y coincidimos en que nadie quiere al comercio ambulante ilegal, por eso nosotros consideramos instalarnos solo por calle Aldunate, donde no perjudicaríamos a nadie.

Nosotros entendemos que los comerciantes con locales establecidos estén inquietos porque ellos también deben mantener a sus empleados y familias; por eso optamos por la plaza, porque consideramos que fue la solución más justa, aunque también hay que decir que el tema de Melgarejo a nosotros no nos compete. Ojalá que el otro año si se dé la posibilidad de instalarnos en la Pampilla».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre