Alertan de mujer estafadora en Ovalle

0
10

9Jaime Gómez, oriundo de la perla del Limarí, comenzó una investigación particular luego que una mujer adulta – que dijo ser proveniente de Santiago – tomara una de sus casas en arriendo para convertirla en un negocio ilegal.
Según relata el afectado «ella lo que hace es apropiarse de las casas, las destruye y las utiliza para fines privados. Lo que pasó en mi caso fue derechamente que no me pagó, para posteriormente, meterse a la casa, armar ahí este negocio – que incluso promociona por redes sociales según aduce – y además, acusarme de haberle robado unos cheques».
Las sospechas, que partieron luego de que la persona en cuestión no hiciera el depósito bancario que le habría prometido a Gómez, se extendieron una vez el arrendatario comenzó a recabar datos respecto a la procedencia de la mujer.
«No me quise quedar tranquilo y comencé a investigar. En un día destapé toda la olla», relata.
De hecho, sigue, yo hablé con uno de los otros afectados, ella supo eso y lo empezó a llamar a pesar de que él cuenta con una orden de alejamiento que le restringe a ella acercarse a él. Ella es una mujer peligrosa», recalca.
Por lo mismo «interpuse una demanda por incumplimiento de contrato, estamos notificándole en este momento», manifestó.

QUEDA DEBIENDO
EN LOS HOTELES
CONTANDO
UNA HISTORIA

El actuar de la mujer ha sido ratificado por otros afectados en la misma ciudad. Uno de ellos, es el Administrador del Hotel Anakena, Gonzalo Alvarez.
Destacó que «más que una estafa en sí lo que pasó con nosotros es un no pago porque le facturamos, ella firmó y todo, pero se fue sin pagar».
Explica que es algo que ocurrió durante el mes de Diciembre de 2016 y que les acarreó una deuda cercana al medio millón de pesos.
El día que la mujer llegó a este lugar «venia toda moreteada, contando que el marido le pegaba, que era comerciante y necesitaba un lugar para quedarse por un tiempo».
Yo compatibilicé con ella, me dijo que estaba sacando documentación de nuevo – papeles que me mostró – y que por eso no podía sacar una cuenta y pagarme por adelantado como corresponde.
«La vimos mal, y casi por pena y para no dejarla en la calle la dejamos quedarse», recalca, algo que ahora ve como una estrategia que debe haber utilizado en otras ocasiones.
«Luego empezó a pasar el tiempo y no me pagaba. Lo que hice yo fue hacerle la factura; le alcance a sacar la firma. De ahí vino un tipo a quedarse con ella una semana y cuando se fue (el hombre) se llevó también las cosas de ella; ella salió y no la volvimos a ver más», dejando de manifiesto que se dieron cuenta de la situación cuando recibieron un llamado de otro hotel de Ovalle preguntando por ella, que estaba pidiendo lo mismo a ver si se lo dejaban pasar. «Ahí fue cuando la fui a buscar y ya no estaba más», aclara.

OTROS CASOS
SIMILARES

La situación, que dista de ser la única, tiene ribetes más amplios en cuanto otros afectados han perdido montos mayores y han sido víctimas de robo como Jaime González, quien respalda a Gómez en su investigación.
Según este último la situación se puede haber extendido de manera peligrosa por la ciudad debido a que «acá somos más confiados. Este es un lugar pequeño, uno nunca va a pensar que le va a pasar algo así», por lo que hace un llamado a la comunidad a estar alerta sobre este tipo de timos que, hasta ahora, cuenta con seis casos conocidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre