Alunizaje a óptica de calle Aldunate en el robo de cada día en Coquimbo

0
1396

No hay día en que en Coquimbo no ocurra un delito de robo. Cuando no es
un pequeño negocio, un supermercado, una joyería, peluquerías y hasta un jardín infantil.

Esta vez fue a una óptica de calle Rotter&Kauss de Borgoño con Aldunate, a donde habrían llegado delincuentes en uno o más vehículos para perpetrar el alunizaje en la madrugada de ayer.

Es una ola de robos que tiene alerta y muy preocupado al gremio de comerciantes agrupados en la Cámara que preside Fernando Guzmán.

«Todos los comerciantes del centro estamos consternado con el robo que ocurrió en la óptica, que fue millonario, sumando los productos sustraídos y daños. Ya tenemos una seguidilla de robos a pesar que Carabineros dispuso un aumento de vigilancia con personal en bicicletas en las noches.

Los delincuentes ya no temen ser descubiertos. Por ello el gremio espera que Carabineros y la casa consistorial hagan un mayor refuerzo en la vigilancia. «Con lo que está pasando nos damos cuenta de que los delincuentes le tienen una total falta de respeto a nuestras autoridades. Los robos han ocurrido de madrugada, a pesar de que estamos en estado de excepción con toque de queda, por lo tanto ya comprobamos que esta gente campea a sus anchas en la madrugada en todo el centro de Coquimbo».

Nuevamente les llama la atención que con la cámara de Borgoño con Aldunate, frente a la óptica, no se hayan percatado del robo.

«Supimos que esa cámara, por alguna posible falla, dejó de funcionar a las 18:00 del martes, y eso es lo extraño, que justo cuando esa cámara dejó de funcionar ocurrió el alunizaje de la banda, que actuó con dos vehículos, y si bien la municipalidad dice que ya está realizando la mantención de las cámaras del centro, lamentablemente todos los delitos que contabilizamos no han sido inhibidos por ninguna cámara».

Por esos argumentos, Guzmán pidió un plan a cargo de Seguridad Ciudadana municipal para concentrar los patrullajes en la madrugada con las camionetas que disponen.
«Como lo hemos hecho en reiteradas oportunidades volveremos a pedir al alcalde redoblar la vigilancia con personal de Seguridad Ciudadana y con el del sistema de cámaras, para que cuando detecten a los delincuentes hagan denuncias más rápidas a la policía. Se requieren patrullajes de madrugada con camionetas de Seguridad Ciudadana que, dice, tienen arriendo mensuales de $ 660 mil, y todos vemos que esos vehículos no operan de noche»

El dirigente pide que el Retén Móvil quede de «punto fijo» en el centro, además de rondas más constantes y eficaces en la madrugada.

Otra propuesta es habilitar un dron, considerando que hay un aparato que es usado por la Subsecretaría de Prevención del Delito para realizar sobrevuelos por turnos en distintas comunas. «Lo que tenemos entendido es que el municipio no tiene un dron propio para ser activado en las noches y el que existe es de la unidad regional de Prevención del Delito, del que tenemos entendido que es facilitado de vez en cuando a distintos municipios, por eso solicitaremos a la municipalidad de Coquimbo que adquiera uno propio para usarlo en vigilancia nocturna, que supliría a las cámaras que presenten fallas o que dejan de funcionar cuando entran en mantenimiento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre