Avanzan obras de pavimentación en caminos rurales de Salamanca

0
12

10Un modelo de relacionamiento donde prima el diálogo y el trabajo colaborativo planificado ha permitido a las comunidades rurales del valle alto de Salamanca, junto con Minera Los Pelambres y la Dirección de Vialidad, concretar importantes obras en materia vial.

Hace un mes, las Juntas de Vecinos de Cuncumén y Tranquilla recepcionaron en conformidad cinco kilómetros de caminos asfaltados que unen a sus localidades con la ruta  D-835 que conduce a Salamanca urbano.

Mientras que esta semana finalizaron las obras en las localidades de Coirón y Punta Nueva donde bajo la misma fórmula, es decir, trabajo tripartito ente la minera, Vialidad y comunidad se logrará mejorar más de tres kilómetros de camino, permitiendo mayor conectividad y mejoramiento en la calidad de vida de los vecinos de esta parte alta.

«Antes éste era un camino bastante malo, con mucha calamina y hoyos, de hecho acá no podían llegar todos los medios de salud como la clínica oftalmológica y la clínica móvil dental, y ahora esperamos que lleguen con más continuidad y en menor tiempo», dice José Trigo, presidente de la Junta de Vecinos de Punta Nueva.

Mientras Paulo Alcota, secretario de la Junta de Vecinos de Coirón, localidad de unos 500 habitantes, sostiene que «ahora con el asfalto el acceso es mucho mejor, ya que antes era pésimo» y una de las molestias de la gente era «que la locomoción colectiva costaba mucho que entrara acá a Coirón y era demasiado cara».

Para Andrés Morán, gerente de Asuntos Externos y Sustentabilidad de Minera Los Pelambres, «estos importantes avances en conectividad vial, son fruto de un largo trabajo con las comunidades, donde hemos generado espacios para escuchar sus inquietudes, necesidades y preocupaciones y luego, a través de un diálogo con las autoridades, formulamos en conjunto un plan de trabajo que incluye avances a corto, mediano y largo plazo. Sin duda que nuestro compromiso es mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos».

Obras

Según explicó Manuel Rojas, jefe de Conservación de Vialidad, el trabajo realizado entre Coirón y Punta Nueva «consiste en un sello asfáltico tipo lechada asignado para caminos rurales de menor tránsito, obras que además cuentan con lomos de toro en las entradas de los pueblos y en zonas de escuelas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre