Bala disparada por desconocidos atravesó parachoques de ambulancia

0
110

Considerando el próximo escenario legal y la opción de contar con mayor protección de la policía, Ugarte reiteró la petición a la comunidad a que no maltrate a los trabajadores y profesionales de la salud, remarcando que cumplen con el mandato de autoridades superiores en cuanto a la forma de brindar atención.

«Acá el llamado es a la comunidad para que no incurra en agresiones, nosotros sabemos
que requieren de una buena atención, pero necesitamos las mínimas condiciones de
respeto para lograrlo».

«La población debe entender que hay un capacidad instalada para brindar atención, y si no existeuna buena capacidad, repito, no es culpa del funcionario que labora en el servicio», concluyó.

Este fin de semana ocurrió un nuevo hecho vinculado a disparos en la población 17 de Septiembre de La Serena. Una bala atravesó el parachoques de una ambulancia que había acudido a prestar auxilio a un enfermo.

Tal fue el susto de los funcionarios que prefirieron parar el trabajo, buscar un sector protegido en la casa y esperar unos minutos antes de continuar.

No hay detenidos, pero la preocupación en el gremio aumenta. Dirigentes han pedido resguardo policial en ciertos procedimientos.

Los paramédicos de la ambulancia del Samu de La Serena relataron que en los instantes que estaban atendiendo a una paciente, en una casa de la población 17 de Septiembre del sector Antena, escucharon disparos cerca, en la calle, por lo,que se refugiaron en el inmueble.

En un momento pensaron que las balas podrían atravesar las débiles murallas, pero felizmente nada de eso ocurrió.

Sin embargo, al volver al vehículo, constataron que el parachoques delantero tenía un im-pacto de proyectil, situación que fue denunciada a las instancias correspondientes, incluido el dar cuenta a sus gremios.

Producto de aquello, el presidente regional de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fenats, Mauricio Ugarte, junto con repudiar la agresión, señaló a nuestro medio que planteará ante un comité integrado por dirigentes de los distintos gremios de
profesionales y funcionarios la necesidad de disponer de un mejor resguardo para los funcionarios del nivel primario de atención.

«Hay que decir que esto es sumamente grave, y no es la primera vez que paramédicos del Samu enfrentan una situación similar, ya que si mal no recuerdo, hace un tiempo en nuestra región personal de una ambulancia quedó en medio de un operativo policial con disparos. Este caso lo llevaremos y discutiremos en la mesa de trabajo con el Servicio de Salud Coquimbo, que también cuenta con la participación de todos los gremios nuestros y con un representante del gobierno que está coordinando con el ente de Seguridad Pública regional».

Además, el dirigente precisó que la mejor opción que vislumbra para proteger el personal de emergencias, es realizar una mejor coordinación con Carabineros para asistir juntos a sectores que, de acuerdo a la estadística policial, presenten mayor cantidades de denuncias de delitos.

«Acá hay una real necesidad de seguridad para los funcionarios y trabajadores que se desempeñan en la atención de emergencias, como paramédicos y médicos, incluyendo a Bomberos, porque para poder atender a un paciente en una condición crítica, es necesario brindarle un buen servicio, por eso el personal del Samu debería estar mejor resguardado, y cuando se sepa que un ambulancia deba ir a un sector donde se sabe que hay situaciones conflictivas, ojalá que se pueda coordinar que llegue alguna patrulla de la policía a apoyar, o bien que el tiempo de respuesta de las patrullas cercanas sea más breve frente a un situación conflictiva».

Por otra parte, Ugarte indicó que cuentan con un nuevo instrumento legal para consignar caso de ataques a funcionarios, lo que a su juicio también permitirá disponer de nuevas estrategias de mayor resguardo.

«La comisión, el comité ya nos entregó una ficha de diagnóstico para dar cuenta de agresiones, ya que antes no había registro de los ataques y amenazas a nuestra gente, porque hay que recordar que en los últimos dos años ha habido agresiones a médicos y personal del hospital de Andacollo, el año pasado una agresión contra una doctora en el hospital de Vicuña, y hace unos meses atrás, la situación de pacientes molestos en la farmacia del hospital de La Serena, y por esos eventos tenemos un nuevo registro para ir tabulando los casos, lo que también permitirá llevar ante Tribunales a los agresores».

Precisamente, en cuanto a la persecución penal contra los autores de los ataques, el dirigente refirió que serán drásticamente sancionados con el nuevo proyecto de ley que estipula importantes condenas, por ser un marco legal que protege a los funcionarios estatales, como los de la salud pública.

«Con nuestra participación como Fenats, junto a otros gremios de nuestra área, fue posible crear una ley que pronta entrará en vigencia, la que protege a los funcionarios públicos de
las agresiones, que nos resguarda al momento de prestar un servicio a la población. Además, la ley sanciona hasta con 15 años de cárcel a un agresor si las lesiones provocadas al personal son menos graves o graves», finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre