Carabineros premia con un día de vacaciones en la costa a siete niños de apartadas escuelas rurales de Punitaqui

0
9

ACTUALIDAD2Uno de ellos demora cuarenta minutos a caballo, desde su casa hasta la Escuela en Pechén, donde comparte con otros tres compañeros. Otros cuarenta pondrá al regreso, muchas veces cuando ya se ha hecho de tarde o noche…

Otro, de solo siete años de edad, debe caminar una hora y media  para llegar desde la casa a la escuelita… y no se quejan, dicen que son felices.

Son historias ocultas que muestran una realidad que parece sacada de libros de cuentos. Pero no, es la vida misma de siete niños que son alumnos de la escuelas de Pechén y de San Pedro de Quiles, por allá, en una de las tantas quebradas de la comuna de Punitaqui.

«Descubiertos», por el joven capitán Manuel Arenas quien comentó la idea con otros colegas y persona a su cargo en la Tercera Comisaría de Carabineros de Ovalle, les sorprendieron ofreciéndoles un día en la costa, toda vez que ninguno de ellos conocía el mar… conste que todos, los siete, son muy buenos alumnos.

Y vinieron a La Serena en un largo viaje para ellos. Salieron de madrugada. Muchos no durmieron la noche anterior.

Acá fueron regalones de los motoristas, de la unidad aeropolicial y de los altos mandos, en donde encontraron no solo acogida y amistad sincera, sino también la consideración para que se sintieran seguros, tranquilos,  integrados.

Fueron a conocer los centros comerciales, comieron  cosas ricas y bebieron bebidas y helados, se tomaron fotos y  terminaron cansados…

Pero no fue todo, cuando parecía que despertaban el sueño, les sorprendieron con una bicicleta para cada uno, aportadas por los Alguaciles de Ovalle.

Emocionados agradecieron. Prometieron volver algún día a caminar por la Plaza de La Serena, correr libremente en la arena, y por qué no, «asistir a esos grandes colegios con  salas con cortinas».

Entre esos niños, tres dijeron que querían ser  carabineros, otro sería médico, ella profesora y uno cantante famoso…

Lo cierto es que todos ya son reyes y reinas, campeones que se merecen todo el cariño del mundo porque nos enseñan cómo hacer patria en el día a día.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre