Carlos Ramos, concejal ovallino: «Es un poco tardía la demanda, una acción desesperada»

0
227

Esto, luego que el alcalde Claudio Rentería presentara una demanda civil en contra de cuatros ex funcionarios, entre ellos la ex jefa comunal, Marta Lobos, por su responsabilidad en el desvío de fondos de la ley Subvención Escolar Preferencial (SEP). «Con esto se está reconociendo la deuda y que se utilizaron los dineros en el pago de otras cosas…», dijo .

Fue recién este lunes cuando el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, en compañía del abogado –particular- Rodrigo Fernando Flores, se decidió a poner una demanda civil en contra de la ex alcaldesa Marta Lobos y otros tres ex funcionarios municipales, a quienes responsabiliza de desviar los fondos de la ley Subvención Escolar Preferencial (SEP), los cuales habrían sido destinados a otros gastos del área educacional.

La demanda es por un total de 6.835.248.976 de pesos, que coincide con la cantidad del actual déficit que presenta el Departamento de Educación Municipal de Ovalle y que motivó la acusación de cuatro concejales de la comuna -Jonathan Acuña, Héctor Maluenda, Carlos Ramos y Armando Mundaca- ante el Tribunal Electoral Regional bajo los cargos de «notable abandono de deberes» y «faltas a la probidad administrativa», solicitando la destitución del edil.

Uno de esos concejales, Carlos Ramos (independiente-PPD), comentó que «me sorprendió un poco esta demanda, aunque en mi opinión personal tengo dos alcances que hacer. Lo primero, es que toda acción que se pueda hacer para esclarecer en dónde están esos dineros, me parece muy bien. Sin embargo, lo que sí creo y me hace un poco de ruido, es que se hizo muy tarde. Esto debió haberse hecho apenas el alcalde Claudio Rentería asumió el cargo hace ya varios años –desde el año 2012 que ocupa el sillón municipal después de derrotar en las urnas a la entonces alcaldesa Marta Lobos, que venía de gobernar la comuna desde el año 2004-. Es más. Cuando ocurrió el cambio de mando y se dio cuenta de esto, debió haberlo hecho en ese momento y tengo entendido que un concejal se lo había pedido, pero finalmente no lo hizo. Entonces es un poco tardía la demanda, una acción un poco desesperada y la verdad es que no sé si todo esto tendrá resultados. No soy abogado, pero creo que no es una medida que le pueda dar muchos resultados».

Otra cosa que le llama la atención a Ramos es que «puede que existan muchas cosas que podrían estar prescritas. En realidad no lo sé, pero han pasado más de cinco años y hay acciones que no sé si tendrán mucha acogida en el respectivo tribunal. Y lo otro, que en la presentación que hizo el abogado –que lo representa- dice que está reconociendo la deuda, así que no sé si les va a favorecer mucho, puesto que se está aceptando la morosidad, se está reconociendo que se utilizaron esos dineros en el pago de otras cosas, por lo tanto creo que ahí se pega un balazo en los pies».

Asegura el concejal que «hace algunos años, en una publicación de un diario local, el alcalde reconoce esa duda y luego se desdice, y esa ha sido la versión hasta ahora. Y en esta presentación ante el tribunal dice que se reconoce esta deuda y que se utilizaron en otras cosas, así que no sé si es realidad una demanda o una confesión. Con esta demanda, además, hubo muchas personas que se rieron un poco, porque no entienden –y yo tampoco- la acción. De verdad que no entiendo hacía donde apunta en realidad, puesto que si busca esclarecer esta situación creo que no era la mejor manera…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre