Caso de muerte masiva de gallinas en Gualliguaica sigue sin explicación

0
372

La mortandad masiva de gallinas ocurrida en la madrugada del día miércoles pasado sigue sin una explicación sobre causa de la muerte de 23 aves que permanecían en gallineros en Gualliguaica, cerca de Vicuña.

El viernes por la tarde un entomólogo y un veterinario realizaron pericias en el sitio del suceso, sin encontrar indicios precisos sobre la intervención de algún animal, como zorros, perros, urones, buhos o lechuzas, en la muerte de las gallinas.

Llama más aún la atención que ni los perros de los vecinos y de calle ni las gallinas cacarearon esa noche, tal como sucedió en el caso ocurrido el 6 de septiembre en el pueblo de Andacollito.

Sin embargo, lo que más provoca extrañeza es el tipo de heridas en las gallinas y la falta de pruebas que apunten a la autoría de algún animal de la fauna silvestre del norte de Chile.

Guido Castillo Iglesias, director del Museo Entomológico e Historia Natural de Vicuña, se encontró con lo siguiente: Las gallinas estaban intactas por fuera, no estaban destrozadas, sin sangre en su interior; una de ellas tenía cinco perforaciones profundas debajo de sus plumas en una posición geométrica; no había ninguna gota de sangre en los gallineros ni en el patio donde quedaron otras aves; no había rastros de pelos o plumas de algún otro animal como los mencionados anteriormente, ni en los gallineros ni el patio y el huerto. Incluso el expero inspeccionó todo el pequeño huerto y los deslindes de la propiedad para ver si encontraba indicios por dónde ingresó algún animal o rastros de él, pero no encontró nada. Sólo encontró una extraña y solitaria huella en el barro de uno de los gallineros que podría pertenecer a un animal de cuatro dígitos; cosa que estudiará en su laboratorio mediante un molde.

«Venía preparado para dar una respuesta de acuerdo a las heridas en las gallinas y pensando que podrían haber sido atacadas por un animal carnívoro de la fauna propia del valle, pero nos encontramos con la sorpresa que los cuerpos no están destrozados; unas estaban perforadas y otra tenía la columna quebrada en la mitad, pero los músculos y los órganos internos, que son alimento para los animales carnívoros, estaban todos. Llama la atención la profundidad de las heridas y en forma geométrica. Tampoco hay pelos como rastros de un animal silvestre, como los zorros. Tampoco pudo haber sido un buho o lechuza porque no hay plumas de ellos ni por la cantidad de gallinas muertas», explicó.
Más adelante Guido Trujillo Iglesias expresó: «No sabría contestar lo que es y no podría darle un nombre a algo que no conozco completamente. Sólo encontré una huella, en el barro dentro de un gallinero, de cuatro dígitos (garras o uñas). No es muy clara. Quedamos con más preguntas que antes».

Por su parte, el médico veterinario del Departamento de Medio Ambiente del Municipio de Vicuña, Juan Figueroa, realizó los mismos peritajes. Descartó la presencia de alguna infección en el lugar.

«Fue un ataque de algún depredador, pero difícil de identificar porque no hay rastro de huellas ni de pelos. No hay una conclusión tan clara porque faltan evidencias para culpabilizar a una especie. No hay nada infeccioso que es lo que me interesaba por un tema de salud pública y de producción en aves de corral. Los vecinos del sector deben estar atentos a cualquier movimiento no sólo de aves, sino de cualquier mascota o niños para evitar el ataque y lamentar más sucesos».

Interés periodístico

Los casos de Gualliguaica y Andacollito han despertado interés de investigadores y periodistas de otros países. La afamada periodista española Lourdes Gómez Martín, quien desde el caso ocurrido en Andacollito se ha contactado con nuestro corresponsal para solicitar más detalles. Incluso, este martes 9 lo entrevistará vía skype para un programa radial del conocido periodista español Miguel Blanco, quien también es un estudioso de hechos extraños alrededor del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre