Castagneto afirma que existe doble discurso en Nueva Mayoría y oposición

0
22

9Luego que el gobierno regional le solicitara a los directores regionales de Sernatur (Adriana Peñafiel) e IND (Marco Antonio Sulantay) su renuncia, desde la oposición rechazaron la situación atendiendo a que no se estaba respetando el sistema de Alta Dirección Pública (ADP).

Sin embargo, a pesar que en la derecha han reclamado insistentemente por el sistema, algunos recuerdan que la oposición, durante el gobierno anterior, hizo lo mismo con los directores de Servicios de la antigua administración, y en donde permanecieron fue porque no había con quien reemplazarlos.

De hecho el consejero y vicepresidente regional de Renovación Nacional, Marcelo Castagneto, señaló que se trata de un hecho bastante complejo porque «hay un doble discurso de ambos bloques».

Castagneto rememora que hubo un acuerdo político entre la UDI y el presidente Lagos durante su administración con el fin de buscar una estabilidad en los cargos de directores de servicio, para que hubiese continuidad en materia técnica. «Pero, desafortunadamente, esos cargos de Alta Dirección Pública, son definitivamente cargos políticos, donde la persona viene con un paraguas del dirigente del partido político que lo está apoyando», aludiendo a que las reglas del juego no se zanjaron ni se dejaron bien definidas.

«Si uno se atiene a la ley, los cargos de ADP no deberían o no deben renunciar, porque precisamente son para mantener la continuidad, pero que en esos cargos solo se haya involucrado gente política, obviamente cambia el discurso», precisó, atendiendo igualmente que a los últimos directores a quienes se les solita la renuncia (Peñafiel y Sulantay) tienen un alto perfil y significancia política para la oposición, por lo que no pueden desmarcarse de este calificativo en el rol que estaban ejecutando.

El arquitecto agregó que «hoy día las personas que no han renunciado están a la espera que el Estado le pague las indemnizaciones que corresponden de acuerdo a la ley y eso ha producido en la instalación del nuevo gobierno una incomodidad que está flotando, en el sentido que hay  personeros con amplia experiencia durante los 20 años de gobierno de la Concertación y que hoy quieren volver a sus puesto y no lo pueden hacer, y hay una pugna interna también dentro de la Concertación o Nueva Mayoría, y eso no le hace bien a la región».

El dirigente reconoce que el gobierno anterior hizo lo mismo al colocar gente de confianza, «por eso digo que pasa en los dos lados, y a nosotros nos costó mucho llenar los cargos. Por ejemplo, la directora de la Junji demoró dos años en tener su cargo en propiedad», finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre