Choferes de Lincosur marcharon por derechos laborales del gremio

0
12

incoUna pequeña pero ruidosa manifestación protagonizaron ayer unos 60 conductores de buses urbanos de la línea Lincosur, quienes reclamaron la intervención del gobierno por los graves abusos laborales que estarían sufriendo de parte de los dueños de máquinas.
La protesta se había organizado con la idea de que participaran choferes de las tres líneas que operan en la conurbación, pero los representantes de Lisanco y Liserco no concurrieron.
Los choferes iniciaron la movilización a tempranas horas del día, concentrándose con banderas y carteles en la entrada del terminal de Lincosur, en el sector La Florida de La Serena. Luego se desplazaron hacia el centro, en donde marcharon pacíficamente, haciendo sonar sus pitos y acompañados por dos microbuses que tocaban sus potentes bocinas, llamando la atención de la gente.
La marcha, según explicaron los dirigentes de los tres sindicatos de la empresa, fue organizada en protesta por las extensas jornadas de trabajo a que se ven forzados (alrededor de 14 horas diarias), incumplimientos reiterados en el pago de sueldos, las altas sumas de dinero que deben cancelar a diario a los propietarios para mantener el derecho a usar las máquinas, el mal estado de algunas de las instalaciones en que trabajen (en particular, el terminal ubicado en Cerrillos) y la negativa de los empresarios a compartir con los choferes una fracción de los subsidios que paga el gobierno por el transporte de escolares. Los conductores aspiran a recibir un tercio de esos montos, que alcanzan a $2.800.000 al año.
“Creemos que nos corresponde, porque somos nosotros los que transportamos a los estudiantes”, afirmó Gabriel Casas, presidente del Sindicato Número 3, quien sostuvo que “se paró el 90% de los trabajadores sindicalizados, unos 100 conductores; el resto de las máquinas que está trabajando, el 30% de Lincosur, son (conducidas por) propietarios”.
Al llegar a la Intendencia Regional, los manifestantes fueron recibidos por el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Óscar Pereira, y el representante de la Dirección del Trabajo, Mauricio Mundaca.
Pereira confirmó que existen denuncias concretas sobre las irregularidades que acusan los choferes, las cuales han dado motivo a investigaciones laborales. “Lo que nos toca es conversar más, porque vemos que acá falta un poco más de voluntad de los dueños de micros”, dijo, agregando que las reclamaciones relativas a jornadas de trabajo en este rubro son un fenómeno más bien de alcance nacional. “Como ministerio estamos apalancando la necesidad de que en una futura licitación se incorpore esta arista laboral en materia de operación del transporte”, agregó.
Mundaca, por su parte, declaró que efectivamente el rubro de la locomoción colectiva ha concentrado parte de los esfuerzos fiscalizadores de la institución. “Hemos estado bien atentos a la situación que ellos (los conductores) viven, en términos de una suerte de crisis de su modelo de negocios, eso ha provocado que existan muchas denuncias de bastante calibre que hemos detectado este año. Algunas siendo revisadas por los tribunales y hemos seguido atendiendo otras. De hecho, en esta misma reunión tomamos nota de algunas irregularidades denunciadas por los tres sindicatos que estaban reunidos; les vamos a dar el curso más diligente posible”, manifestó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre