Comerciantes de Coquimbo piden al Ejecutivo concretar los anuncios

0
6604

El cierre temporal y
también definitivo en algunos casos del
comercio en Coquimbo, crece día a dia. La
Cámara que los reune estima en un 60 por
ciento la cantidad de locales sin atender
público en estos días.

La dirigente Juana Iris Torres, tesorera de la Cámara de Comercio y Turismo de Coquimbo (131 socios), comenta a Diario LA REGIÓN que los comerciantes de la comuna, en especial los del área central, han sido triplemente golpeados. Primero por la construcción -durante dos años- del paseo peatonal céntrico, luego el estallido social de los últimos cuatro meses, y ahora por la emergencia de salud. Estamos en una situación sumamente grave, en especial el pequeño y mediano comerciante de nuestro centro. Hay que recordar que no tenemos ayuda del Estado, ya que lo que hay hasta ahora son solo anuncios de ayuda, dice con preocupación.

Luego agrega: «La autoridad parece que no considera que nosotros damos trabajo, que cancelamos impuestos, patentes, y sin embargo al final siempre somos los mayores castigados ante cualquier contingencia».

Señala que hay muchos socios de la Cámara que están cerrando indefinidamente. «Tenemos mucha angustia, y yo misma, que tengo un salón de té que está dentro de los locales que debieron cerrar para evitar aglomeraciones, tengo que pagar igual la universidad de mi hija.
Como dirigente solo me queda enviar fuerzas a todos nuestros socios, ya que sin clientes no podemos generar recursos para vivir y pagar lo básico, arriendos y patentes, y ni siquiera nos han propuesto ver alguna opción de pagarlas después que pase esta crisis.

También advierte que muchos colegas están recurriendo a despedir a sus empleados, otros están llamando a sus vendedores a trabajar por turnos y dándoles días de descanso. En mi caso, tengo una señora que ha estado más de 20 años trabajando conmigo y llegamos al acuerdo de terminar el contrato, porque ahora no puedo pagarle el sueldo, y por eso vamos a ir la Inspección del Trabajo para finiquitarla y pagarle sus años de servicio y todo lo que dice la ley laboral.

Los socios nuestros de la Cámara, que son dueños de restaurantes de locales de comida rápida y salones de té, vamos a ver si a contar del lunes podemos abrir para vender productos para llevar, por último.

Los que nos dedicamos a esto vivimos del día a día, no pertenecemos a grandes cadenas, por eso espero que la autoridad comunal que comunicó que había que cerrar todo el comercio sepa que los comerciantes nuevos siguen atendiendo y los comerciantes antiguos de Coquimbo acatamos esa invitación.

La directiva realiza gestiones en diversos servicios para buscar ayuda. En tanto, dice Juana iris, «esperamos que se hagan realidad luego los anuncios del gobierno. Ojalá no lleguen tarde»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre