Comerciantes del ex Mercado no bajan los brazos para permanecer ahí

0
156

Demostrando entereza, los 16 locatarios del ex Mercado municipal de Coquimbo, de calle Melgarejo con Bilbao y avenida Videla, ayer abrieron para atender al público después de que este viernes evitaron el desalojo judicial de cinco locales por demandas de arriendo por parte de la empresa dueña de la propiedad, Inversiones Mercado, de Jorge Rubio, lo que implicó el corte de los servicios de agua y energía eléctrica, que fueron repuestos gracias a la asistencia del municipio.

A raíz de la difícil situación, la agrupación de los 16 locatarios y de sus cerca de 100 trabajadores, que el mismo viernes realizaron una manifestación pacífica para impedir el desalojo, lo que al final fue logrado gracias al diálogo entablado por los dirigentes con Carabineros, ahora estudian presentar un recurso legal contra Inversiones Mercado para tratar de impedir los lanzamientos apelando a la actual contingencia nacional, que derivó en una crisis económica en el sector de los pequeños comerciantes y emprendedores, tal y como manifestó a Diario LA REGIÓN el presidente del gremio del Mercado, Patricio Basaure.

«Ahora estamos con una normalidad aparente, y por eso el sábado seis dueños de locales nuestros, por el fuerte estrés que sufrieron el viernes, decidieron no abrir, pero gracias a la gestión del alcalde Marcelo Pereira logramos reponer los servicios básicos. Ahora, debido a que ya llevamos cinco intentos de desalojo incluyendo el del viernes, vamos a interponer una demanda por ese tema y por los perjuicios que sufrimos el viernes, con un abogado independiente que está cooperando con nosotros de forma gratuita, que me pidió reserva de su nombre, pero es coquimbano y trabaja en todo Chile y tiene un gran prestigio».

El dirigente agregó que también van a recurrir a la justicia en vista que el viernes también fueron objeto de amenazas, «nuestra angustia permanece porque fuimos amenazados por la gente que trajo la empresa con que iban a traer gente de la Parte Alta para entrar acá, pero parece que ellos no saben que la gente de la Parte Alta es gente de trabajo y honesta, y mientras esperamos interponer a la demanda en Tribunales, nosotros mismos vamos a hacer guardia en nuestros locales de forma permanente para que no ocurra nada malo. Además nosotros, como somos respetuosos de la justicia, vamos a permanecer acá hasta que Tribunales se pronuncie respecto a nuestras demandas para evitar los desalojos».

Basaure también solicito a Jorge Rubio retomar el diálogo con la directiva que encabeza y con el alcalde, con el objetivo de que acepte la opción planteada en el mes de julio de que el Estado, vía el municipio, le compre el histórico inmueble en $1.500 millones, que serán costeados por el Fondo de Desarrollo regional, Fndr, mediante un proyecto presentado por la casa consistorial ante el Consejo Regional, Core, para lo cual los consejeros ya comprometieron un voto a favor de la iniciativa.

«Nosotros el mismo viernes le hicimos ver al señor Rubio, porque se negaba a la posibilidad de vender al Estado, al municipio, donde emitió una serie de epítetos contra el alcalde, que ni él ni nosotros podemos vivir así, con este problema, por eso apelamos a su cordura para tener conversaciones para llegar a un buen acuerdo, y lo otro es que quiero hacer un llamado al ex alcalde Pedro Velásquez, que hizo la venta del mercado (2009), para que nos ayude e intervenga en esto, porque así puede resarcir el daño que le hizo a Coquimbo».

Por otra parte el dirigente agradeció a toda comunidad que los sigue prefiriendo y al alcalde y los concejales que los respaldan, «le doy las gracias a toda la gente que sigue viniendo a restaurantes y negocios y le puedo decir que nuestra lucha también es para preservar este edificio, que es parte de la historia de Coquimbo desde que logró ser comuna con un municipio hace un siglo y medio. Además agradezco la preocupación del alcalde Marcelo Pereira y los concejales y también aprovecho la oportunidad para solicitar mayor apoyo de los consejeros regionales porque acá, aparte de perder patrimonio si esto se demuele para construir estacionamientos acá se pierden más de 100 puestos de trabajo y eso es grave considerando que por la movilización nacional se han perdido con 300 mil empleos en todo Chile».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre