Comerciantes porteños se quejan contra sujeto con aparentes problemas mentales

0
6

Literalmente con el «credo en la boca», durante su jornada laboral, están los comerciantes de diversos rubros del centro de Coquimbo del perímetro de calles Balmaceda, Aníbal Pinto, Camilo Henríquez, Diego Portales y José Santiago Aldunate, debido a que un individuo en situación de calle, con aparentes problemas mentales, P.A.T.L., de 56 años, alias «El Profeta», de manera violenta los intimida con un accionar agresivo, al igual que a su clientela y a diversos transeúntes, solicitando productos y dinero, que en caso de no obtener, hacen que comience a proferir insultos a viva voz, amenazando con golpear, actos que también reitera sin aparente provocación.
Su actuar violento, quedó demostrado a fines del mes de agosto, cuando en calle Balmaceda con Aldunate fue detenido por Carabineros, al ser denunciado por la madre de una escolar por un abuso sexual, consistente en una tocación a la menor cuando pasó por su lado.
Sin embargo, a pesar de esa detención «El Profeta» sigue deambulando y cometiendo agresiones sin control, situación que ha llevado a los comerciantes a organizarse, reuniendo más de 100 firmas de sus pares y de la comunidad para pedir que la autoridad municipal someta a tratamiento al sujeto.
Mario López, locatario de la Feria Chica de calle Henríquez, rememoró que el denunciado ingresa permanentemente a su recinto, causando temor en los encargados y dueños de locales y sus clientes. «Se ha puesto muy insolente, habla groserías y como no tiene aseo, su olor del cuerpo es muy fuerte, entonces queremos que alguna autoridad haga algo para que se lleven a este caballero a un tratamiento, es muy agresivo y cuando uno le pide que se retire por las buenas casi lo golpea a uno y nos insulta a puros gritos y ya no hallamos qué hacer con él, es muy desesperante».
Otro los episodios más violentos cometidos recientemente por «El Profeta» es el que perpetró en contra de la familia de Claudio Hernández, quien tiene su local en calle Portales, situación que hizo que el comerciante temiera por la integridad de sus seres queridos.
Hernández añadió que tras organizarse y reunir firmas para buscar una solución, esperan que la municipalidad intervenga al individuo. «Con nuestras firmas le hicimos llegar una carta al alcalde y a Carabineros y hablamos con la concejala Paola Cortés, quien dijo que si no había respuesta, ella nos iba a recibir en concejo municipal porque nosotros queremos que se lo lleven y le hagan un tratamiento».
Una situación que hizo temer por su integridad a manos de «El Profeta» fue la que vivió la suplementera Jeannette Torrejón, ya que el sujeto al entrar en su local, le exigió que le vendiera un cigarrillo y ante su negativa, tomó un fierro con el que quiso darle golpes.
«Él llegó en la mañana con un fierro en la mano y me dijo que quería un cigarro por 30 pesos, pero le dije que no tenía y que se fuera, pero comenzó a insultarme y quiso usar el fierro para pegarme, entonces yo le tiré agua para que no me hiciera nada, por eso todos los comerciantes de acá y peatones tienen mucho miedo, y no puedo dejar a mis hijos chicos acá por temor a él y las clientas también tienen miedo por sus hijos».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre