Comunidades del Valle del Elqui en alerta por posibles exploraciones mineras en cordillera del sector Alcohuaz

0
808

En el mes de julio la empresa Pan Pacific Cooper, de capitales japoneses, envió a la comunidad de Estero Derecho una solicitud para poder ingresar a la propiedad de la comunidad, parte del Santuario de la Naturaleza Estero Derecho. Esta solicitud tenía como propósito cruzar el camino existente para instalar dos monolitos para así constituir en terreno la propiedad de la minera e iniciar el proceso de exploración.

Entre los vecinos del valle, comienza a cundir la preocupación y ya piensan en el daño ambiental, turístico y social de un proyecto minero que pueda instalarse en la zona.
Paihuano, Montegrande, Pisco Elqui y, a un costado, Cochiguaz son parte de las localidades que conforman un atractivo especial con distintas comunidades que se han asentado aquí debido a la inconmensurable belleza de la zona.

El jueves pasado se reunió la directiva de la comunidad Estero Derecho, presidida por José Salazar, en su sede en Pisco Elqui, para pronunciarse ante la petición de la minera japonesa Pan Pacific Copper, para utilizar el camino que atraviesa el Estero Derecho, declarado santuario de la naturaleza en 2015, que comienza en Alcohuaz para llegar a sus pertenencias mineras Perejil 1 y Perejil 2.

La preocupación de los habitantes del valle por la posible explotación es que pondría en peligro de contaminación no solo los afluentes principales del Río Elqui, Estero Derecho y Río Cochiguaz, si no que los acuíferos subterráneos de la alta cordillera del Elqui.
En conversación con Rodrigo Moraga, vocero de la agrupación Elqui sin Mineras, señaló que el pasado martes cerca de cien personas se reunieron en Pisco Elqui para organizar la defensa de los territorios.

El objetivo de esta agrupación es uno y apuntan a «proteger esta tierra y no solo de Estero Derecho, sino que también en conjunto con la gente de Cochiguaz y con la gente de Hurtado para proteger ese sector también, estas tres cuencas convergen arriba y están todas dentro del predio que se quiere utilizar de la petición minera que se llama Perejil 1 y Perejil 2», sostuvo.

Moraga adelantó que van a trabajar desde muchos frentes, «las organizaciones que ya existen hay que blindarlas un poco más, igual que Cochiguaz, que es una comunidad indígena formada hace poco».

«Estamos conscientes que debe haber un cambio a nivel de leyes, porque actualmente favorecen a la minería, aquí hay un santuario, se podría llegar a proteger, pero tenemos el antecedente de lo que pasó en Río Turbio cuando se puso la Mina El Indio, por poner una minera se contamina toda una cuenca y aquí estamos hablando de un sector turístico que tiene un perfil de desarrollo económico agendado, todos están vinculados de una u otra forma al turismo» enfatizó.

Según explica el vocero, de acuerdo al Código Minero, hay dos actividades que tienen predominancia sobre la minería. «Si un terreno tiene parras o frutales, no puede ser expropiado para la minería, entonces nosotros quisiéramos después a largo plazo que se incluya el turismo y las zonas de interés que tengan una defensa y un trato al igual que las parras».

Respecto a los acercamientos con la minera, Moraga señaló que «se han acercado solamente a la comunidad de Estero Derecho y se manifestaron a través de una carta que estaban pidiendo la petición de poder entrar para hacer monolitos y estudios, después de eso, todos sabemos lo que viene, pero como es santuario tiene otro manejo y la comunidad se opuso».

El vocero de la agrupación enfatiza en que «esta lucha recién comienza» y que será de largo aliento.

Oposición del municipio de Paihuano

A través de un comunicado de prensa, el municipio de Paihuano, que incluye a las localidades de Montegrande, Pisco Elqui, Alcohuaz y Cochiguaz, entre otras, señaló que «las autoridades comunales en sesión de concejo acordaron de forma unánime el rechazo categórico de la presencia de la industria minera en la comuna de Paihuano, protegiendo de esta manera el cuidado del entorno natural y salvaguardando la integridad de los vecinos de la comuna».

«Con los antecedentes presentados y bajo la voluntad del alcalde Hernán Ahumada y del concejo municipal, se reitera el desacuerdo del ingreso del rubro minero en la comuna de Paihuano, y niega categóricamente cualquier acercamiento de parte de la empresa con las autoridades, siendo estas últimas los encargados de unificar y liderar la voz comunal frente al movimiento» agrega el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre