Concejo municipal aprueba ordenanza que regula distanciamiento físico en contexto de pandemia.

0
70

Con mucha preocupación porque los contagios aún no disminuyen de forma importante, el Concejo Municipal de Coquimbo, liderado por el alcalde Marcelo Pereira, aprobó una ordenanza municipal que regula el espacio público y obliga a las instituciones a tomar los resguardos necesarios para que no se generen aglomeraciones y la espera de los usuarios y usuarias no se transforme en un foco de contagios por covid-19.

Esta “Ordenanza comunal sobre prevención, distanciamiento físico y otras medidas en el contexto del brote del coronavirus” indica que no se otorgará en la comuna de Coquimbo autorización para la ocupación de bienes nacionales de uso público que tengan por fin realizar reuniones, eventos o agrupación de personas, así como las personas que circulen o se encuentren haciendo filas en los bienes nacionales de uso público, para el ingreso a establecimientos de bienes y servicios, tales como, bancos, supermercados, farmacias, instituciones públicas, comercio, entre otros, deberán mantener siempre un distanciamiento físico mínimo de un metro y medio entre cada persona y respetar las demarcaciones.

Los establecimientos de bienes y servicios deberán dar estricto cumplimiento a las medidas de distanciamiento en su interior, permitiendo que en su local solo permanezcan como máximo una persona por cada 4 metros cuadrados de espacio libre o pasillos de circulación del local, mientras que estarán a cargo de la demarcación externa del bien nacional de uso público en el que sus clientes o usuarios se encuentren a la espera de su atención.

El alcalde Marcelo Pereira explicó la importancia de avanzar en esta materia para reducir la cantidad de contagios. “El día de hoy en la sesión ordinaria del Concejo Municipal se aprobó en forma unánime la ordenanza que viene a endurecer una norma que existía y que hace responsable a diferentes instituciones como bancos o AFPs con respecto a las largas filas donde se debe mantener la distancia correspondiente, existiendo el concepto de multas. Con respecto a quienes la infrinjan de forma reiterada también la multa se aumentó. Quiero ser enfático en algo, esto es para crear conciencia y no es mi objetivo como alcalde andar pasando multas por infraccionar la cuarentena, muy por el contrario, ojalá que como municipio no tengamos que pasar multas, solo queremos que la gente entienda”.

Cualquier infracción a la ordenanza será de conocimiento de los respectivos Juzgados de Policía Local y sancionada con multa de 1 UTM (unidad tributaria mensual), en caso de reiteración de la conducta podrá ser sancionada multa que va desde 2 hasta 5 UTM. La fiscalización y el estricto cumplimiento de las disposiciones establecidas corresponderá a Inspectores Municipales y Carabineros de Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre