Cortaron el tubo del que habría salido aguas servidas a humedal

0
12

tuboSi bastara «oler» los ambientes para identificar la causal que los provoca, en el caso de El Culebrón muchos si no todos coincidirían que el de los tubos de alcantarillado es el mismo que se percibe sobre el humedal. Es el mismo olor a caca que inunda un vasto sector y por lo que reclaman ambientalistas, el Movimiento Ciudadano por Coquimbo y otras personas.
Pero las cosas no funcionan oliéndolas. Es necesario sacar muestras y que sea un laboratorio el que diga qué son esos «pasteles» que  flotan o están adheridos al suelo en el humedal, a pocos metros de un tubo de alcantarillado instalado después del tsunami del 16 de septiempre.
Hay quienes aseguran que ese tubo de alcantarillado que vino la contaminación nunca antes vista por quienes frecuentan el hermoso humedal.
Pero la empresa sanitaria Aguas del Valle ha asegurado que ellos no han hecho uso de ese tubo; incluso, ayer, tras la polémica denuncia, fue cortado el tubo en un tramo de dos metros, alejándolo de su punto de origen, una llave instalada en una caseta de concreto armado.
Esto que se venía sintiendo desde hace una semana aún no ha tenido toma de muestras. La Seremía de Medio Ambiente aclaró que le corresponde ver el tema a la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
Mientras, dirigentes del Movimiento Ciudadano por Coquimbo advertían por redes sociales del «peligro para los bañistas del sector Playa Changa, quienes podrían tragar coliformes».
Sobre la medida del corte del tubo, la empresa no emitió comunicado esta vez, pero el dirigente del MCxC, Jorge Ramírez, recordó que fue uno de los acuerdos o anuncios formulados por Aguas del Valle anteayer, cuando participaron de una reunión.
De este hecho sintetizado en que desde hace días una extensa zona del humedal está inundado de «plastas» mal olientes, la Seremía de Medio Ambiente informó que atendiendo la inquietud ciudadana, el día 29 de diciembre por la mañana, profesionales de la seremi, de Seremi de Salud, del Departamento de Medio Ambiente de la municipalidad de Coquimbo, de la empresa Aguas del Valle y la empresa contratista encargada de las obras de tubería, supervisaron de forma ocular el humedal. «La evaluación preliminar es que se trataría de materia orgánica en descomposición (algas y vegetación del humedal), no detectado descarga de aguas servidas en el lugar. Sin embargo, se solicitará a la Superintendencia de Servicios Sanitarios que tome muestras de agua correspondiente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre