Cultura Hip Hop: Entre el Rap y Graffiti en la zona

1
24

7La cultura Hip hop constantemente ha sido presa de prejuicios a lo largo de su historia y en la sociedad actual no es la excepción, sin embargo muchos jóvenes ven en este modo de vida una forma de expresión distinta a los parámetros ordinarios y lidian cada día por derrumbar esos cuestionamientos y generalizaciones a las cuales son expuestos sólo por seguir un sentimiento que los motiva a crear arte… porque el Hip hop es eso, una cultura artística que lucha día a día por ganarse su respectivo espacio en la sociedad.

En La Serena existen muchos jóvenes que son parte de este movimiento, cuyos orígenes se remontan a los años 70, específicamente en los barrios del Bronx de Nueva York, Estados Unidos. La cultura Hip hop engloba distintas ramas culturales, entre ellas la música y la pintura

Quisimos conocer cómo distintos jóvenes de la zona viven y son parte de este movimiento… Entrevistamos a distintos exponentes de la cultura Hip Hop, específicamente del rap y del graffiti.

 

Letras cargadas de pasado, presente y futuro

El rap en Chile comenzó a pegar con fuerza a principios de los 90, una vez que muchos expulsados de la dictadura comenzaron a volver al país y consigo trajeron las innumerables influencias musicales que pudieron recoger por el mundo. El rap comenzó a introducirse en los jóvenes con fuerza y hoy en día existe todo un movimiento tras este estilo musical cargado de líricas al ritmo de los beats.

Claudio Sánchez y Víctor Guajardo viven en El Portal del Elqui y La Florida respectivamente, se conocieron el año 2008, «ambos teníamos un amigo en común, como vivíamos muy cerca un día decidimos juntarnos y comenzar a grabar algunas cosas», comenta Víctor  y de ahí que han forjado una amistad inquebrantable en base al rap.

 Ambos componen sus propias letras y sus bases musicales para hacer canciones, cuyos contenidos relatan «el día a día; de lo que nos depara el futuro; la juventud; y lo que ha pasado desde nuestra infancia», consignó Víctor.

Claudio hace sus rimas bajo el seudónimo «Deuser» y Víctor como «Neos Swing». Deuser es oriundo de Santiago, específicamente de la comuna de La Florida, catalogada como «la cuna del rap chileno»; Neos Swing nació en Illapel y se vino a La Serena para estudiar Ingeniería Agrícola en Inacap.

Estos dos raperos locales explican que no es fácil hacerse un espacio con este estilo en la escena local… todo lo que producen es autogestionado y muchas veces costeado desde sus propios bolsillos.

 Sin embargo han realizado bastantes trabajos que de manera independiente han producido, masterizado y difundido, el encargado de estas gestiones es Neos Swing, quien en base al auto aprendizaje ha logrado aprender la técnica con la que editan el sonido y los videos de promoción de ambos raperos cuando cantan a dúo o cuando exhiben sus letras por sí solos.

Deuser señala que la motivación para cantar es «la energía que se genera al hacer rap y las relaciones humanas que se forjan a través de eso» y explica que la escena local le ha permitido conocer gente de «muchos lados» inclusive de otras regiones y del extranjero, lo cual le ha permitido realizar una serie de colaboraciones, las cuales decantarán en un disco que muy pronto verá la luz, llamado «Entre Ímpetu & Rito».

Este será su primer trabajo, el cual será producido y realizado de manera totalmente independiente, como todo lo que han realizado estos dos jóvenes raperos de la región, según Claudio, el objetivo de mis rimas es «entregarles un mensaje que cale hondo en la gente, pero también que lo disfruten».

Las paredes como expresión de una generación

Desde otra vereda de las tantas que existen en la cultura Hip hop, se encuentra el graffiti, el arte de pintar textos abstractos en las paredes de la ciudad de manera libre, creativa e ilimitada. El fin de este estilo de pintura, interrumpir donde su esencia, es cambiar y evolucionar buscando ser un atractivo visual y con un alto impacto, como parte de un movimiento urbano que forma parte de las ramas del hip hop.

Conversamos con tres exponentes del graffiti local para saber de qué forma se difunde esta expresión artística urbana en la zona.

Víctor Arancibia es grafitero desde el año 2001, Sebastián Morales desde el 2007 y Pablo Flores desde el 2009, los tres nos dieron la oportunidad de presenciar en vivo cómo pintaban una pared ubicada en calle Amunátegui de La Serena y durante el proceso mucha gente se quedaba mirando asombrada la facilidad con la que estos tres jóvenes daban color a una pared que desde hace tiempo lo había perdido. Las reacciones en general eran de apoyo al arte que estos tres grafiteros estaban expresando en las murallas.

Para Víctor Arancibia el graffiti es la forma de «canalizar toda la energía que uno tiene en una pared… uno reflejar la identidad propia en una pintura para todo el público». Según Sebastián Morales, a la hora de grafitear «te liberas, sueltas tensiones y te olvidas de los problemas», mientras que para Pablo Flores «la esencia de este arte es siempre crear e innovar».

Estos artistas urbanos explican que se el movimiento se van generando buenas amistades y que estas «se van fortaleciendo cada vez más», explica Víctor, quien lleva más años de los tres involucrados en esta vanguardista forma de expresión artística.

Respecto a la mala percepción que existe tras de este arte en un sector de la población, un poco más conservador, Sebastián Morales, explica que hoy en día los prejuicios frente al graffiti «se van de a poco quedando atrás gracias a la difusión que ha tenido en internet».

Y señala que las nuevas generaciones «entienden que esto es arte, así que en un futuro los prejuicios van a quedar aislados».

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre