Denunciante del caso robo de combustibles en municipio de Coquimbo estuvo declarando en la PDI

0
512

Una nueva página se escribe en la historia del caso de robo de combustibles en el municipio de Coquimbo, luego que el ex candidato a alcalde, Cristóbal Reyes, fuera hasta el Ministerio Público para poner una demanda y se pueda investigar el tema en marzo de este año.

Cabe recordar que en enero pasado, el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, ordenó abrir un sumario para establecer la veracidad y responsabilidades en el presunto robo de combustibles, el que a la fecha no ha tenido resultados.

Este lunes, y por cerca de una hora, declaró en el cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) Cristóbal Reyes, responsable de hacer la denuncia en el Ministerio Público. «Expresé mi hipótesis sobre el caso, que básicamente va mucho más allá de un suministro irregular de combustible, sino que va a un conjunto de malas prácticas que están afectando el patrimonio y los recursos de la municipalidad en muchas áreas de desarrollo municipal», relató al salir del cuartel de la policía.

Para Reyes lo importante es detectar y lograr erradicar el conjunto de malas prácticas, «eso básicamente tiene que ver con ocultar la mugre bajo la alfombra antes de defender a la ciudad, en esa línea, mi hipótesis se basa en algunos antecedentes que mencioné en la declaración que hice en la PDI».

Consultado por cuales fueron, explicó que «la persona que le solicita a la Contraloría su pronunciamiento es contratada posteriormente por el Municipio, que es algo bien raro e inusual, es llamativo, porque uno no contrata a alguien que te está denunciando».
Es más, agregó que «después llama la atención que el fiscal asignado por el municipio en primera instancia, que fue el que comenzó a hacer el sumario administrativo, fue removido, y asignaron al asesor jurídico del alcalde, el que es un cargo político de confianza, a diferencia del anterior».

«Otra cosa que llama la atención es por qué el alcalde se pronuncia en casos que parecieran ser de menor gravedad, pero sobre este caso no se ha pronunciado, no hizo la denuncia en el minuto que correspondía, y por qué este caso lo mide con una vara distinta», sostuvo.

Reyes enfatizó en que también es necesario esclarecer si el jefe del taller al momento en que se registraron las posibles irregularidades, Rodrigo Carrasco Palta, fue parte de la campaña o sabe algo que no quieren que se difunda, «ya basta que el municipio de Coquimbo funcione como una caja pagadora de favores y que pongan en segundo lugar el desarrollo de la ciudad», señaló.

El ex candidato comentó que solicitó que llamaran a declarar a Oriana Olivares, quien es la jefa de administración y finanzas del municipio, quien a través de una nota interna informa al alcalde de estos hechos; además de Ada Molina, quien se despeña como directora de control interno y auditoria, quien mediante otra nota interna notifica al edil porteño.
La otra persona que tendrá que declarar es Juan Pablo Villa, que fue removido como fiscal del sumario, puesto que posteriormente asumió Claudio García, actual asesor jurídico.
«Con estas declaraciones iríamos armando este puzle, que va a permitir esclarecer no solamente si hubo o no irregularidades, sino que si hay o no encubrimiento por parte del alcalde respecto de este delito», comentó.

El paso que sigue es que el resto de las personas vaya a declarar, esperar que finalice el sumario administrativo, «llevamos desde el 31 de octubre del año pasado hasta ahora y aún no termina, en esa línea lo que estamos haciendo a través del Ministerio Público es poder generar presión para que todas las personas puedan declarar lo antes posible y se puedan aclarar los hechos y que la ciudadanía se entere de cómo están las autoridades dirigiendo la comuna» puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre