Diaguitas acusan que ni un letrero les han dejado poner en sitio El Olivar

0
80

Por eso ayer hicieron entrega de una carta al Intendente con algunos petitorios, donde también manifestaron su molestia «por la falta de respeto de la que hemos sido objeto», dijeron.

Un sentir de profunda molestia es la que dicen tener las comunidades y asociaciones diaguitas por la nula respuesta que han tenido de parte de las autoridades, «quienes nos han negado la posibilidad de dialogar y buscar la mejor alternativa» para la protección del sitio arqueológico El Olivar.

Fue en 2015, cuando se realizaban los trabajos de construcción de la doble vía que conectaría a La Serena con Vallenar, en la Ruta 5, cuando surgió el sitio arqueológico, un polígono de 380 metros de largo por 50 metros de ancho (casi dos hectáreas).

Para la comunidad diaguita pasan los años y acusan que ni siquiera existe hoy un letrero que indique el lugar donde se encuentra el hallazgo.

Por eso ayer hicieron entrega de una carta al Intendente con algunos petitorios, donde también manifestaron su molestia «por la falta de respeto de la que hemos sido objeto», dijeron.

COMUNIDAD DOMINGO TAUKÁN

Berlín Barraza, representante de la Comunidad Diaguita Domingo Taukán, de La Serena, señaló que «de todas las peticiones que hemos tenido durante estos tres años, no hemos tenido respuesta. ¿Y sabe? No existe la voluntad política para avanzar y solucionar los problemas del pueblo diaguita y del sitio arqueológico, pues ni siquiera existe un letrero en el asentamiento. Lo hemos solicitado muchas veces, incluso hemos ido nosotros a poner uno, pero Carabineros lo retira».

El también representante del consejo nacional y de la mesa del sitio arqueológico, sostuvo que «lo que queremos es solicitar una consulta indígena al pueblo diaguita, ya que la problemática que tenemos hoy en día es el reconocimiento territorial constitucional de tierras y aguas».

Respecto al proyecto, Barraza puntualizó que «ellos tienen uno y se ciegan a sólo ese proyecto. Y nosotros no estamos en contra de la conexión de la ruta, que quede claro, pero tenemos que ver la forma de que no se produzca el menor daño al sitio arqueológico, y construir una isla creo que no es la solución. Poner terraplenes tampoco, y puede haber más proyectos. Se estima que son más de 40 hectáreas y el Estado sólo quiere proteger 2,5».

Para Marlene Huanchicay, representante de los pueblos originarios frente al ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, existe «una sensación de frustración, de rabia e impotencia por no ser considerados».

Esto, porque «yo he planteado este tema en reuniones del consejo nacional, pero siempre estamos en los temas varios, nunca en un tema preponderante dentro de la minuta. Lo he conversado con el subsecretario Emilio de La Cerda y él envía solamente lo que está desde hace tiempo, que es la misma propuesta que el pueblo diaguita ya rechazó. Creo que acá no existe la voluntad de trabajar, no está el sitio El Olivar dentro de las prioridades para la región de Coquimbo».

Repasa que a pesar que el convenio 169 así lo indica, «donde el Estado debe respetarlo porque ellos lo firmaron y lo ratificaron, acá no se acata ninguno de los puntos que ahí aparecen: cuando haya medidas que nos afecten como pueblos originarios, los pueblos deben ser considerados y se tienen que sentar a conversar, y si hay acuerdos, estos tienen que respetarse. Existen acuerdos que están en mesas de trabajo y que no se han respetado, como lo del letrero, que quedó en acuerdo en 2018 y aún no hay nada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre