Diputados de la región divididos por Pacto Migratorio

0
53

En el Instituto Nacional de Derechos Humanos se quejaron que el Gobierno se restará del Pacto Mundial para la Migración de la ONU, señalándolo de «lamentable», luego que Chile determinara no asistir al encuentro apoyado por más de 180 países y que se realizará este 10 y 11 de diciembre en Marruecos.

En la región el tema no pasó inadvertido. Y los diputados de oposición fueron claros. También los del oficialismo.

«El hecho de que Chile se esté negando a subscribir un tratado de las Naciones Unidas en el tema de migración, sin duda que daña la política exterior y también la reinserción de nuestro país en la comunidad internacional. Lo que está haciendo el Gobierno es un daño a la política internacional, pero también demuestra una desinteligencia por la decisión tomada», dijo el diputado PC Daniel Núñez.

Agregó que «los motivos por los cuales decidió no suscribir a este tratado internacional son poco claros. Hemos tenido argumentaciones muy poco fundamentadas, pero da la impresión que este Gobierno es víctima permanentemente de las presiones que ejercen los sectores más derechistas o ultraderechistas, así que no me extraña que detrás de esto esté la mano de la UDI o incluso José Antonio Kast».

Por la misma línea fue el diputado socialista Raúl Saldívar, al indicar que «una vez más Chile se retira de acuerdos internacionales importantes que representan formas convencionales de resolver problemas migratorios, en este caso y sin duda habiendo Chile participado durante las discusiones de este tema, finalmente se retira de manera inexplicable. Lo más sorprendente es que el Ejecutivo lo anuncie sin hacer una consulta y lo hace no sólo de manera inconsulta, sino que absolutamente directa y sin tener ninguna interlocución y pasando por encima de distintas otras entidades que tienen opinión sobre este tema y con quienes se puede consensuar una posición concreta y que represente a Chile. Pero, además, en ausencia absoluta del canciller de manera que es el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien aparece exponiendo el tema».

El diputado DC Matías Walker lamentó la determinación adoptada por el Presidente Piñera, argumentando que «nos parece una pésima señal que se haya desistido asistir a la cumbre de Marruecos donde se celebrará este Pacto Mundial para la Migración y promovido por las Naciones Unidas. Se equivoca el subsecretario del Interior al decir que este pacto establece la migración como un Derecho Humano. Lo que establece este pacto es una forma de regulación de la migración con derechos y deberes estableciendo colaboración entre los estados».

Sostiene que «esto no ha sido consultado con el resto de los partidos en materia de relaciones exteriores. Ésta siempre se ha ceñido por una política de estado y en este caso, el Gobierno cae preso de una visión de ultraderecha representada en el mundo por Donald Trump y en Chile, por la UDI, que lo ha presionado para no ratificar este pacto migratorio.

Espero que el Gobierno se informe bien respecto de los alcances de este pacto y pueda concurrir a esta cumbre, pueda hacer su aporte, ya que no podemos alinearnos con gobiernos de ultraderecha en esta materia donde tenemos que tener un estatuto migratorio global, multilateral, que establezca un conjunto de derechos y obligaciones y no quedarnos en una visión retrograda que es la que representa el Presidente Trump en estos momentos en el mundo».

Una prudente decisión del Gobierno…

En el oficialismo aprobaron la decisión del Gobierno restarse del pacto migratorio de la ONU, «puesto que me parece prudente y va en la línea de lo que ha hecho el Gobierno en materia de migraciones. Este es un Gobierno que no ha cerrado las puertas, pero sí ha decidido quiénes son los que ingresan y los que no. Creo que este pacto que se pretende firmar y que si bien es sólo vinculante, es una declaración que a futuro podría generar una serie de inconvenientes para los países que vayan a perder el derecho de poder decidir quién entra y quién no. Creo que los gobiernos deben tener la facultad de terminar quiénes son los que ingresan y quiénes no a un determinado país, así que estoy totalmente de acuerdo con la determinación del Presidente, en vista que el pacto, como se estaba formulando, era bastante poco certero en cuanto a los derechos y obligaciones que tienen que tener los países respecto al tema de los migrantes. Era una declaración de buenos principios, pero que podía generar a futuro situaciones enredosas para países como Chile, que hoy en día vemos como llega gran cantidad de migrantes, así que esta decisión va en la línea de lo que está haciendo este Gobierno en materia de migraciones», afirmó el dipitado UDI Juan Manuel Fuenzalida.

Mientras que el RN Francisco Eguiguren manifestó su apoyo a la determinación, «pues me alegra y me deja muy tranquilo la decisión tomada, porque, primero, este no es un derecho humano, entonces aclaremos altiro este aspecto. Segundo, así lo define la propia carta de Naciones Unidas, y todo lo que se siga contrario es falsear la verdad. Tercero, este pacto tiene grandes contradicciones con aspectos centrales de las políticas migratorias. Por ejemplo, genera incertidumbre, no especifica bien la diferencia entre regulares e irregulares, lo que generará no una incertidumbre en el Gobierno y el país, sino que nos puede generar a los chilenos problemas gravísimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre