Eguiguren, RN: «Sí, aprobaré porque Chile necesita una nueva Constitución que sea legitimada por todos»

0
127

Pese a la postura que asumiría el gremialismo de cara al plebiscito de abril, y al de muchos militantes de RN, que ya han anunciado que rechazarán el proceso Constituyente, el parlamentario aseguró que «hoy estoy por el apruebo, para que se termine con el eterno ruido que ha existido hasta ahora, que es la Constitución de 1980…».

No titubea cuando dice que no va por «ninguna corriente» al interior de Renovación Nacional, al ser consultado si se siente más ossandonista o piñerista. Es más, el diputado Francisco Eguiguren asegura que «soy gran admirador del proceso que está llevando nuestro presidente (Mario Desbordes), quien ha demostrado una sensibilidad social para entender lo que está pasando en el país y nosotros detrás de él vamos unidos».

Ríe cuando recuerda la cuña que dio respecto a la filtración y suspensión de la PSU de Historia y que «el señor Ennio Vivaldi -rector de la Universidad de Chile- debiera ser más vivaldi y hacerle honor a su apellido», pero cambia su tono de voz y lamenta lo que Chile está viviendo. Porque el estallido social, que este 18 de enero cumplirá tres meses, «remeció el país, y nos reveló una realidad de inequidad que existe y que nadie puede soslayar, pero que tiene su lado b, que son los grupos violentistas».

Por lo mismo, afirma «que el país quiere paz, puntos de encuentros, y nosotros estamos en ese camino, de buscar los grandes acuerdos a las grandes demandas sociales que hoy pide la sociedad, y donde debemos lograr que sean reformas que tengan el consenso general de unidad, junto a la ciudadanía y las organizaciones sociales».

Sin embargo, insiste en marcar diferencias «con el lumpen que está dominando la calle y el país». Y por eso, advierte que «han destruido no solamente edificios patrimoniales, hoteles y hospitales, sino que ahora un proceso de selección universitaria y les da lo mismo, y a eso hay que ponerle término, y soy drástico, ya que si el costo de instalar el orden público del país es que tengamos a todos los intendentes acusados constitucionalmente, asumámoslo. Pero para sacar adelante las demandas sociales, para sacar adelante el país, debe ser en base a tener un orden público real y establecido».

Antes del 18 de octubre había orden y nada se hacía para sacar adelante las demandas sociales…
«Antes había orden, pero había una inequidad que estaba solapada, y hoy existe una clara visión de lo que hay que hacer; las reformas en cuales avanzar, pero lamentablemente tenemos un país capturado por estas bandas de delincuentes que hacen imposible poder avanzar».

Con problemas al interior de Chile Vamos ¿cree que tengan buenos resultados electorales ahora en octubre?
«Hay que trabajar en la solución de los problemas, no ir generándolos, por eso hay que ser generosos y poder disipar los problemas que tenemos y ser buenos hermanos…»

Preciera que ustedes son mejores hermanos…
«Chile no lo construye un partido, sino que todos. Sin la oposición tampoco vamos a construir este país, por eso es una pretensión y es una mala frase decir que podemos caminar solos, porque si llegamos a ser gobiernos fue por la unidad de Chile Vamos y no podemos darnos el lujo de pelearnos y frustrar a esa inmensa mayoría de chilenos que creyó en nosotros. Hoy el espectáculo es triste…»

¿En qué parada está Renovación Nacional respecto a una nueva Constitución?
«Nosotros somos un partido que tiene un alma de unidad y en esa alma unitaria tenemos un objetivo común, que era nuestra declaración de principios, el compromiso absoluto con la democracia y porque creemos en un sistema de economía social de mercado. Y si bien hay personas que tienen opiniones distintas, tenemos diversidad y podemos convivir sin ningún problema, y en ese sentido nuestro presidente Mario Desbordes ha sido claro, pues no existe orden de partido y se respetará la diversidad».

¿Y usted rechazará o aprobará?
«Hoy estoy por el apruebo y no es una declaración valórica, sino que una declaración política. Y aprobaré porque efectivamente Chile necesita tener una nueva Constitución que sea legitimada por todos y que realmente le permita al país seguir creciendo, y que termine con el eterno ruido que ha existido hasta ahora, que es la Constitución de 1980».

Dice que hay que ser «hermanos» con la UDI, pero en un tema importante para el país como la nueva Constitución ellos rechazan y usted aprueba…
«En RN hay un importante número que estarán por el rechazo, otro por la unidad y con la UDI vamos a trabajar perfectamente…»

…¿Se puede trabajar cuando en un tema importante, insisto, se piensa diametralmente diferente?
«Pero claro, pues el problema que hoy tiene complicado al país no es la Constitución, no es el proceso Constituyente, sino que las demandas sociales, y ahí tenemos que acentuar nuestro trabajo con Chile Vamos, y no solamente con la UDI, sino que con Evópoli, el PRI, los independientes, la ciudadanía y también con la oposición. Y con la UDI tenemos un tremendo trabajo que es sacar adelante las reformas sociales del gobierno».

Las diferencias sociales son amplias…
«Pero tenemos que trabajar muchísimo para lograr acortar las brechas, ojalá en la medida de lo posible, porque de verdad que este esfuerzo vale la pena hacerlo. Tenemos que potenciar los puntos de encuentros, en lo que estamos de acuerdo, y así entregaremos soluciones a los conflictos. La gente nos quiere unidos y que el orden público se imponga al costo que sea dentro de la ley y de lo que permite nuestro ordenamiento legal, pero que no nos falten pantalones para imponer el orden público».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre