El año «distinto» de la Intendenta Lucía Pinto

0
2603

Intendenta Lucía Pinto entregó su balance del año: «De un día para otro los políticos nos tuvimos que dar cuenta de que había que trabajar en otro Chile».

Para la intendenta Lucía Pinto fue un año distinto. Debió someterse a un tratamiento médico que la dejó ausente en algunas ocasiones, debía renunciar para empezar la carrera por ser el primer gobernador electo de la región, y ya había sido proclamada por su partido, la UDI, pero debido al estallido social decidió seguir al mando de la zona. En entrevista con LA REGIÓN, la máxima autoridad se sinceró e hizo un análisis de este 2019.

Sorprendió primero con un look algo más osado durante la cuenta pública del Consejo Regional, y después su padre, Floridor, compartió una foto con los efectos de la quimioterapia. Lucía Pinto, intendenta de la región, hoy comenta que se encuentra bien de salud y que el tratamiento es para poder descartar alguna complicación mayor que pueda ocurrir más adelante.

SU SALUD

«Mi estado de salud es muy bueno, parte del tratamiento incluía sesiones de quimioterapia. El tumor que tuve se descubrió en fase 1, encapsulado, pero existía un 20% de probabilidades de que con el tiempo vuelva, que es el típico cáncer de las mujeres, y para evitar eso, lo que corresponde después de eliminar todo son las quimio», sostiene.

Y agrega que «es preventivo, pero sufro los efectos de la quimioterapia, que es que se te cae el pelo a los 15 días, uno anda como más adolorida los primeros días, pero no es impedimento para hacer cualquier cosa».

Por lo pronto, le queda la última sesión de quimio, que sería a mediados de enero, y con eso terminaría las tres sesiones, «después de eso volvería a hacer una vida normal».

Se nos está yendo el año, que fue bastante noticioso, hubo un terremoto, un eclipse, sequía… ¿Cómo resumiría este año, considerando que tuvo que estar a cargo de la región?
«He estado pensando mucho si se puede resumir en una palabra este año, porque si hacemos un resumen, el 19 de enero tuvimos un terremoto, después tuvimos un mega evento que fue el eclipse, en donde tuvimos una oportunidad increíble, una cantidad de personas que superó todas las expectativas. Después de eso nos empezamos a ver enfrentados a la sequía, que es la peor que hemos tenido en la historia de la región, y terminamos con este estallido social, que se divide en dos, por una parte las demandas justas que pedía la gente de manera pacífica y por otro lado todo lo que fue el saqueo, la delincuencia, el desorden y una violencia que nunca vimos antes. Por lo que no he encontrado la palabra para poder definirlo, ha sido un año de cambios, en donde tuvimos cosas importantes que seguimos desarrollando en el plan de gobierno, y de un día para otro los políticos, desde el Presidente, pasando por alcaldes, concejales, diputados, intendentes, nos tuvimos que dar cuenta de que había que trabajar en otro Chile y hacer política de manera distinta».

NO RENUNCIÓ

El estallido social la llevó a no renunciar para aventurarse a una carrera por la gobernación regional, ¿fue una buena decisión?
«Absolutamente, cada día estoy más convencida de que hice lo correcto, era lo que había que hacer, porque haber renunciado habría significado no entender nada de lo que estaba pasando, de lo que gente quiere, es parte de este estallido social. Se dio porque durante décadas la gente, las familias, la gran mayoría de chilenos no lograba hacer que el Estado, no solo el gobierno sino que el poder Ejecutivo, Legislativo, el Judicial, y todos los que lo componen, no los estaban escuchando de la manera correcta, y ahí hubo un corte en donde las instituciones no empiezan a tener toda la validez para las personas, entonces creo que la gente pide una clase política y un Estado que se fije en ellos y los escuche».

Hospitales en La Serena, Coquimbo e Illapel…
«Vamos muy bien encaminados, y muy bien de acuerdo a los tiempos, el obtener el RS y tener los terrenos para los hospitales significa que ya podemos seguir con este camino, que es el anteproyecto, después viene el diseño y la construcción. Coquimbo ya tiene adjudicado el anteproyecto y La Serena lo va a tener durante los primeros meses del 2020. Vamos avanzando muy bien, además la información del presupuesto que dio el MOP confirmó la construcción de estos dos hospitales, así que nada nos va a detener, al contrario, hay que seguir trabajando para que se cumplan de manera correcta cada uno de los plazos».

Respecto de la sequía, ¿qué balance se puede hacer?
«Podemos hacer un buen pronóstico en el sentido de que efectivamente es la peor sequía que hemos vivido a lo largo de toda la historia de la región, en donde además tenemos un 89% de falta de agua de lluvia, y a diferencia del 2014 podemos decir que este año sí tenemos embalses con agua, pero esto no es algo en que vayamos a encontrar solución pidiéndole a Dios que llueva, aunque llueva muchísimo el próximo año, y espero que así sea, es una realidad con la que vamos a tener que trabajar como lo que es, un problema estructural dentro de la región, una condición, y vamos a tener que aprender a vivir con menos agua, no hay de otra, aunque tengamos un diluvio.

Esto va a significar un cambio profundo, hace un par de semanas lanzamos el plan hídrico, que fue conversado con las tres provincias, con el Core, con los alcaldes y todos aquellos que están inmersos en esto, son 68 medidas concretas y más de 65 mil millones pesos que van dirigidos a la sequía, para poder paliar el problema no solo con medidas parches».

EL TÚNEL

«Lo que quiero que quede claro es que este proyecto ha seguido todos los pasos que debe seguir, con nosotros como gobierno por primera vez se implementó una comisión dentro del MOP, que hizo un estudio a fondo y acabado de lo que era comenzar a perforar la cordillera en el lugar en el cual se ha pensado la construcción del túnel, estamos hablando de un proyecto realmente millonario, en el cual no voy a entrar a polemizar con nadie respecto si son 1.500 o 5 mil millones de dólares, lo que sí es un mega proyecto que es decisión de los gobiernos centrales de ambos países, no es una decisión regional bajo ningún aspecto ni tampoco que la tomará la provincia de San Juan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre