«El Gobierno está centrado en los saqueos y desmanes, dejando de lado soluciones a demandas ciudadanas»

0
100

A un mes del estallido social que busca reivindicar los derechos fundamentales, el jefe comunal de Coquimbo respalda por completo las demandas ciudadanas, al mismo tiempo que critica el accionar del gobierno en cuanto al retraso y poca contundencia de la Agenda Social. Además, precisó que su comuna se sumará a la consulta ciudadana nacional convocada por la Asociación de Municipios de Chile para el 15 de diciembre.

Hoy está enfocado en recorrer su comuna y coordinar trabajos para dar respuestas a las necesidades urgentes. Porque a un mes del estallido social en el país y en la región, el edil Marcelo Pereira asegura que «hay fuerza y ánimo para trabajar por el bienestar de nuestra gente».

En entrevista con diario La Región, hace un recuento y valora el movimiento social y el esfuerzo que hacen las policías por brindar tranquilidad en la población, además de contar los motivos del aumento de sueldo mínimo a los trabajadores municipales. Sin embargo, criticó la fuerza desmedida y el exceso de violencia por parte de las fuerzas de orden y seguridad durante las marchas. Y de manera directa señala que es indispensable ponerse a trabajar «ahora» en la denominada agenda social, poder generar educación cívica para la comunidad y aclarar las denuncias por violación a los Derechos Humanos junto a la muerte de civiles.

Usted adoptó la medida de aumentar el sueldo mínimo a los trabajadores municipales, ¿Esto responde al momento social o fue algo meditado?
«Esto es justicia y es una política municipal. Cuando asumí como alcalde me percaté que las personas que más trabajan, que están en terreno, que nos representan a diario en contacto con nuestra comunidad, contaban con un sueldo ingreso de 280 mil pesos, y eso era incongruente. Entonces decidimos respaldar la entrega y el trabajo de aquellos que se ven en las calles limpiando nuestra comuna a toda hora, como las cuadrillas, por tanto comencé con un plan de aumento de sueldos progresivo, donde pasamos de 280 a 300 mil, luego a 330 mil, después a 366 mil, y en diciembre llegaremos a los 400 mil, así que para el mes de enero diremos que el sueldo mínimo del municipio de Coquimbo es de 444 mil pesos».

En el aspecto político, ¿cree posible que con una nueva Constitución pueda alcanzar un mejor desarrollo y bienestar social?
«Valoro enormemente que el gobierno empiece a entender la necesidad de una nueva Carta Magna, como el país así lo está haciendo ver. No obstante, en estos últimos días el debate central es en torno a la nueva Constitución y no a las necesidades urgentes, como el aumento del salario mínimo, el aumento en las pensiones básicas solidarias, acceso a salud digna, educación accesible y de calidad, subsidios al transporte, rebajas al monto a pagar por el uso de las vías concesionadas…».

Buena parte de la ciudadanía dice que el texto del acuerdo de los partidos políticos tiene letra chica, ¿cómo ve esta crítica al modelo del pacto que alcanzó la clase política?
«Una eventual nueva Constitución va a ser representativa y tendrá una participación ciudadana efectiva. Pero el tema de los 2/3 y de las personas que postulen como candidatos a la convención constituyente genera incertidumbre, pues sería la misma clase política la que llevaría los candidatos, y la gente común y corriente estaría un poco más apartada al no tener los recursos ni el apoyo para levantar una candidatura. A esto se suma, por ejemplo, las cuotas de representatividad, tanto de mujeres, pueblos indígenas, y especialmente de la representación de las regiones. Eso se debe afinar de manera correcta y en sintonía con la ciudadanía».

La Asociación de Municipios de Chile tenía planificado realizar una consulta ciudadana el próximo 7 de diciembre, pero hace unos días fue desechada ¿Se realizará o de plano se rechazó?
«Al final se ratificó para el 15 de diciembre, y mi posición como alcalde de Coquimbo es que mientras más participación ciudadana tengamos, mucho mejor. Actualmente el gobierno está centrando casi la totalidad de su discurso en los saqueos y desmanes, dejando de lado las efectivas soluciones a las demandas ciudadanas sustanciales, como son las pensiones y toda la batería de peticiones que ha dejado de manifiesto durante estas semanas el movimiento social. De esta forma, los municipios nos ponemos a disposición, y además la habilitación especial de lugares de participación, para que puedan votar también los jóvenes mayores de 14 años, que justamente el padrón electoral del SERVEL no considera. Así, Coquimbo dirá presente».

Más allá de las demandas ciudadanas estructurales, ¿cómo siente que la ciudadanía ve reflejada la labor de usted como alcalde?
«Como municipio nuestro deber es estar desde el primer minuto junto a nuestra gente, y así lo hemos hecho desde la vereda de las competencias municipales. Estamos enfocados y trabajando junto a nuestro comercio para la vuelta a la normalidad y potenciar su actividad mediante la recuperación de espacios, mesas de seguridad, operaciones y fomento. Y si bien -quiero ser claro- para los puntos críticos como el sector Covico y El Llano se necesita mayor resguardo policial durante las horas en que actúan vándalos sin criterio alguno, el respaldo ciudadano siempre está y se siente, pese a que existe una minoría que reclama por todo o que incluso inventa mentiras para desprestigiar a la gestión municipal».

¿Tiene claro el número respecto a las pérdidas?
«Señaléticas, alumbrado público, semáforos y 10 cámaras de televigilancia son parte de las pérdidas que hasta ahora tenemos registradas en la comuna. En las primeras semanas las pérdidas en dinero llegaban a los 500, luego pasamos a los 700, 900 y ahora vamos superando los 1.000 millones de pesos. Todos estamos conscientes de que las marchas pacíficas y las manifestaciones son derechos que no se ponen en duda, pero los excesos de violencia y ataques a vecinos, a comerciantes, o la destrucción del mobiliario público, eso no lo podemos permitir».

Repudio a violaciones de los Derechos Humanos

¿Cuál es su posición frente la fuerza utilizada por efectivos del Ejército y Carabineros?
«Según el INDH, en la región tenemos 244 denuncias por violaciones a los derechos humanos, 30 querellas y acciones judiciales, además de 2 homicidios. Todos y todas queremos terminar con los focos vandálicos, especialmente en los sectores de El Llano y Covico, pero hagámoslo con responsabilidad y con medidas efectivas en el marco del respeto a los Derechos Humanos. Lamento y repudio profundamente la muerte del joven coquimbano Kevin Gómez a manos de un efectivo del Ejército, y a la vez todo el uso de violencia excesiva por parte de uniformados. Los responsables tienen nombre y apellido y deben asumir las responsabilidades junto a la debida investigación.

Por lo tanto, creo que se debe esclarecer y sancionar cada denuncia de violación a los Derechos Humanos, y las muertes de nuestros compatriotas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre