El terremoto está destronando a la chicha en la Pampilla de Coquimbo

0
34

5Juan Galdame y Gabriel Muñoz son dos productores de chicha que vienen desde hace 18 años a ofrecer sus productos en la Pampilla de Coquimbo, ambos son los vendedores de este brebaje más antiguo de esta tradicional festividad. Según dieron cuenta, el terremoto está destronando a la chicha en estas Fiestas Patrias, ya que se han vendido más litros en comparación con esta última.

Según explicó Juan Galdame, propietario de la chichería El Pobre Juan, «la tradición de aquí en Coquimbo ahora es el terremoto», ya que según las cuentas que sacan en las chicherías, este año el avance del terremoto por sobre la chicha ha sido notorio. Esto se debería según algunos locatarios del sector a que el terremoto es un trago más elaborado y vistoso en comparación con la chicha.

Según pudimos consignar, en muchos locales se está vendiendo el popular terremoto y su precio de circulación está en promedio a unos $1.500, sin embargo son pocos los que lo preparan con pipeño, el vino con el que se prepara oficialmente. El comerciante señaló al respecto que «nosotros lo hacemos de pipeño original, no como en otros locales que lo hacen con vino blanco u otras cosas».

Por otro lado, Gabriel Muñoz, productor de la chichería Muñoz – Carrasco, señaló que «llegamos con un buen producto acá, nosotros mismo hacemos la chicha, la que es muy diferente a la que venden otros locales, nuestro vino pipeño también está hecho con nuestras propias manos».

En esta chichería también se vende terremoto, y su propietario informó que si bien la venta de este producto es la que está predominando, de todas formas su comercialización ha estado lenta, ya que «todos los locales están vendiendo», consignó.

El veterano productor de estas bebidas detalló que en su cargamento traen 5 mil litros de chicha y pipeño y «hasta el momento sólo hemos vendido 2 mil litros, a diferencia del año pasado cuando a esta fecha ya habíamos vendido 4 mil».

18 años de

tradición chichera

Gabriel Muñoz y Juan Galdame se conocen desde hace tiempo, ya que Juan hacía trabajo de fletes para Gabriel hace 18 años cuando este empezó a meterse en el negocio de la chicha. Es así como Galdame se fue internalizando en el negocio y decidió invertir en esta iniciativa productiva.

Gabriel Muñoz es de la comuna de Santa María de la provincia de San Felipe y Juan Galdame es de Los Andes. Ambos vienen a ofrecer sus productos manufacturados por ellos mismos desde hace 18 años, convirtiéndolos en los vendedores de chicha más antiguos de la tradicional Pampilla de Coquimbo.

La preparación para venir a vender a esta gran festividad comienza 6 meses antes de la fecha de inauguración según dieron cuenta estos dos veteranos de la chicha, y su arribo a la región es diez días antes del inicio de las fiestas para poder montar sus locales.

En el caso de Juan Galdame, explica que «yo me vengo con toda la familia para acá a trabajar, mis hijos salen de la universidad y se vienen para acá a colaborarme», dando cuenta que este negocio es una empresa totalmente familiar, artesanal y muy auténtica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre