«El tiempo del miedo y de callar se terminó»

0
116

Concejal de Coquimbo
Roxana Zambra luego
de interponer denuncia
por acoso laboral y
violencia psicológica

Puso una denuncia en la Seremía de la Mujer en contra del concejal Mario Burlé por «acoso laboral y violencia psicológica».

– Postula que «toda mujer que se ha sentido vulnerada en cuanto a su dignidad debe denunciar y hacer público la situación».

Hasta ayer guardaba silencio.

Pero decidió hablar. Y lo hizo con una denuncia en contra del también abogado Mario Burlé, «por acoso laboral, hostigamiento, agresiones verbales y violencia psicológica». «El tiempo del miedo y de callar se terminó», dice.

Asegura que esta situación se viene arrastrando hace tiempo, y por eso «hemos seguido todos los conductos regulares, con nula respuesta del municipio, y por eso acudí (ayer) a la Seremía de la Mujer buscando una red de apoyo, en primer lugar, y también denunciando hechos que son condenables, como las agresiones verbales y psicológicas a las que he sido
afectada en concejos comunales», señala.

Desde la institución, la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Ivón Guerra, precisó que «como ministerio de la Mujer y la Equidad de Género siempre vamos a escuchar y atender
los requerimientos de una mujer, que es lo que nos ha solicitado nuestra ministra. Como seremi he conversado con la concejala y hemos derivado su denuncia a SernamEG, donde buscarán la forma de orientarla».

Sin embargo, asegura que «nosotros como ministerio y nuestro servicio aliado que es SernamEG, no tenemos atribuciones legales para atender casos que no se relacionen a violencia intrafamiliar, pero cualquier mujer que vea atentada su integridad se
puede acercar para orientarla y generar algún puente con alguna institución
que la apoye».

«Me trató de delincuente»

Detalla Zambra que estos incidentes vienen ocurriendo desde que asumió de concejala, «y en particular hubo una situación que se dio cuando me trató de delincuente en pleno concejo municipal. En ese instante el alcalde intercedió, y aun así lamento que él
esté encubriendo estos hechos, porque él fue testigo, trató de interceder para que yo aceptara las disculpas públicas de Burlé, pero con el compromiso de que nunca más volviera a repetir las agresiones tanto verbales como psicológicas que habían sucedido. Pero estos hechos se fueron repitiendo y prolongando en el tiempo».

Recuerda aquel episodio en que fue acusada de «delincuente» y que debió callar.
«En aquella oportunidad me trató de delincuente cuando yo no estaba de acuerdo en pagarle una indemnización a una funcionaria que había faltado en reiteradas ocasiones y donde sí había justificación para su despido. Yo voté en contra de eso, porque una de
las principales obligaciones como concejala es resguardar los recursos que
son de todos los coquimbanos. En virtud de eso él me agrede diciéndome delincuente, que no tenía por qué haber votado en contra, y lo hizo en un concejo presencial, con todos de testigos…».

Esperó que fuera el momento para hacer pública una denuncia. Este lunes bien temprano, llegó a la oficina de la Seremía de la Mujer, «que está en línea con SernamEG y van a estudiar y evaluar el tema». Presentará pruebas y seguirá hasta las últimas consecuencias.

«Creo quehay que dar a conocer estos hechos, puesto que toda mujer que se ha sentido vulnerada en cuanto a su dignidad debe denunciar y hacer pública la situación».«Mi silencio fue por temor»

La tardía de la denuncia, dice, es porque «antes tuve miedo». Recuerda que una vez incluso le dijo en tono amenazante que «nunca te vas a titular» (de abogada). Fue al poco tiempo del tsunami, en una actividad para niños del sector Baquedano. Yo vivía ahí. Esa frase amenazadora de Burlé me hizo vivir con temor estos años. «El proceso académico
lo hice de forma super discreta, justamente porque tenía miedo de que él influyera con su poder político (UDI). Mi silencio fue por temor a perder ese gran logro y sueño que siempre tuve de ser abogada, y que gracias a Dios se pudo concretar hace un mes».

Lamenta, sin embargo, que en todo este tiempo haya tenido poco apoyo de parte del alcalde.

«Encuentro lamentable que haya dicho que desconoce los hechos, cuando fue testigo, y todo el concejo y todos aquellos jefes de servicio que han sido parte de estas sesiones solemnes y serias según la ley. Que se deje sola a una mujer… y acá da lo mismo el cargo, mujer que ha sido vulnerada en sus derechos, la verdad que lo encuentro un hecho triste y condenable».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre