El último de los primeros dibujantes de Condorito

1
30

12La historieta cómica «Condorito» es una de las más populares de habla hispana y fue publicada por primera vez en nuestro país el 6 de agosto de 1949 por el dibujante René Ríos, Pepo. Anualmente se publican 1.369 millones de tiras cómicas, y junto con Mafalda, «Condorito» es el personaje de historietas hispano de mayor relevancia en el mundo.
Miguel Ortiz fue uno de los dibujantes más jóvenes que se integró al equipo original de la historieta y el único con vida.
A sus 80 años, hoy -junto a su hijo Marcelo- recorre el país participando en ferias donde comparte con el público y firma autógrafos. En el mes de febrero, con motivo de la XXXIII Feria del Libro de La Serena, don Miguel Ortiz estará en La Serena.
LA REGIÓN pudo hablar con él en exclusiva de su trayectoria y de sus deseos de conocer la ciudad de los campanarios.

– Usted nació en Temuco. ¿Cuándo surge su interés por el dibujo?
– «Yo empecé a dibujar como a los tres años y medio. Mi abuelito tenía una biblioteca propia y los domingos se encerraba a leer el diario y libros. Yo iba a jugar ahí, pero me llamaba la atención que él botaba el único suplemento a color que tenía El Mercurio…y un día se me ocurrió sacar uno y era de cómic. La primera página salía el ratón Mickey. Me gustó mucho y le pedí a mi papá que me leyera, pero salía, además, el Príncipe Valiente, Flash Gordon, cómic de esa época. Luego le pedí a mi mamá un block de dibujo para comenzar a hacer mis propios cómics. Después aprendí a leer muy rápido y a mi abuelo le pedí que me enseñara las operaciones matemáticas… Gracias a eso me llevaron al colegio…ahí tuve la oportunidad de hacer el diario mural del curso y del colegio.. .También vendía dibujos para que mis compañeros los pegaran en sus cuadernos. Un día le dije a un compañero de curso que me gustaría ver un dibujo mío publicado en el Diario Austral. Y me dice por qué no pescas una carpeta con tus dibujos y vas al diario…Los vio el director quien me dijo… si traes una carta de tu mamá que te autoriza te doy trabajo y te ganarán cinco pesos mensuales. Así lo hice… pero le caí mal a todos los dibujantes que tenían ahí y me dieron los trabajos que a nadie le gustan. En esos años no existían las tipografías para los avisos comerciales».

– Después usted se viene a Santiago….
– «Había un concurso de dibujo en el Peneca y yo participé con un dibujo y me gané el primer premio. El premio era un reloj y 20 pesos, que era plata. A mi papá no le gustaban los cómics…había una mala onda en esos años contra los cómics porque en Estados Unidos decían que pasaban mensajes o los niños se convertían en asesinos. Un día me encuentro en la calle con el director de publicidad del diario y me dice te andaba buscando… un amigo necesita un publicista para publicidad… y yo hacía los anuncios, pero con estilos cómics. A la gente le llamo la atención porque nadie usaba los avisos graciosos para promocionar productos. Un día recibí una carta de un diario en Santiago que quería que me viniera…me decía que podía estar una semana y el viernes decir si me quedaba o no….y era el diario El Clarín, que era de lo más sangriento que hay… publicaba puros crímenes… mi meta era trabajando en Zig Zag que era donde se hacían las revistas de esa época. Por eso le dije al diario que sí, que me quedaba, para estar más cerca de Zigzag, y me pasaron al departamento de publicidad».

– ¿Y cómo logra llegar a Zig Zag?
– «Un día recibo un telegrama que decía, preséntese el lunes en Avenida Santa María 076, asunto, trabajo. Yo no conocía las calles y le pregunté a la secretaria si conocía esa dirección y me dice…pero si esto es Zig Zag, ahí pensé que me estaban tomando el pelo los periodistas…y dije no voy…pero después lo pensé y dije si es tomadura de pelo lo haré el loco…Tenía que estar a las 8….y llegué como a las 7:30…le muestro el telegrama al portero y me dice lo esperan en el segundo piso. La secretaria me dice, vamos… Themo Lobos te espera. (Themo Lobos es creador de Mampato). Fui a hablar y me dice que necesita un ayudante y me dice que me falta, pero que él me enseñaría cosas. Le dije me quedo…

THEMO LOBOS

– ¿Y qué trabajo estaba haciendo Themo Lobos?
– «Él era el último director que tenía El Peneca, para eso fue que me contrató. El Peneca tenía 80 mil suscritores y la empresa lo contrató con la condición que transformara El Peneca en cómics y defendiera las suscripciones. Para eso él inventó el nombre El intrépido Peneca. Me dijo que la primera misión mía fue inventar el logo de ello. No duró mucho porque los suscriptores bajaron mucho».

– ¿Cuándo llega Condorito a su vida?
– «Condorito nace dentro de la revista OK. Incluso partió con características de ave y después Pepo lo fue modificando. Lo puso más humano, le buscó a la Yayita que era humana. Yo no tenía ningún contacto personal con Pepo, sino que yo me sentía feliz con Themo Lobos. Yo estoy un día dibujando una página y pasa de largo Pepo….pero regresa y se afirma en la mesa y me dice sigue trabajando tranquilo…Yo comencé a transpirar porque en esa época Pepo era el gurú, estaba lejos sobre Themo. Era lo mejor que había…. me dice vas a tener noticias mías… como a las 18 horas, llega Nato, que era el segundo hombre que tenía Pepo y me dice te traigo una invitación a comer a las 8….al mejor restaurante de la época. Comemos y luego me pasa una carpeta muy linda que estaba pintada a témpera y me dice, Miguel quisiera saber si tú quieres trabajar conmigo. Yo le digo, pero estoy trabajando con Themo y me dice olvídate quiero que trabajes free lance».

– ¿Cómo fue ese trabajo con Pepo?
– «Cuando partimos en las primeras reuniones Pepe dijo que él no pensaba llegar a los 3 años con la revista, porque hacer una revista de 100 páginas con puros chistes cortos cuando están llegando revistas extranjeras de un cómic completo… pero el decir me lanzaré en esta aventura con ustedes. Los dibujantes se mantuvieron fieles a la revista, pero fueron ocurriendo cosas».

– ¿Qué le parece el cariño de la gente debido a su paso por Condorito?
– «Es increíble porque casi se trasladan a diferentes épocas…me dicen mi abuelito la leía, yo aprendí a leer con Condorito… otros a dibujar… hay de todo. Para la gente yo soy como un heredero de Pepo… pero en realidad creo que el cariño de la gente es un homenaje a Pepo, no a mí».

– ¿Qué le parece estar presente en la Feria del Libro de La Serena?
– «No la conozco, me encantaría ir. El que hizo famosa a La Serena fue Gabriel González Videla…. la modernizó…le envío un gran saludo a todos los serenenses y espero estar pronto por allá. Sé que es una ciudad muy hermosa y que tienen muchas iglesias».

1 COMENTARIO

  1. Estimados: Es tal el cúmulo de mentiras de este señor sobre su trabajo en revistas como El Peneca y Condorito que me extraña que nadie haya constatado otra fuente para verificar sus dichos.
    Themo Lobos jamás fue director de El Peneca, si un jóven dibujante. El que transformó El Peneca en Intrepido Peneca fue un dibujante español que vivía en Chile por esos años, se llamaba Víctor de la Fuente.
    Pepo en los años de inicio de la revista Condorito, año 1955, tenía ayudantes de buen nivel de sobra y Miguel Ortiz tenía menos de 20 años en esa época y nunca alcanzó un nivel mediano. Su historia borda en la fantasía, ya que ningún otro dibujante o investigador de la historieta lo nombra o ubica con Pepo y escasamente en Editorial Zig Zag.

    Creo que, a está altura, tanto repetir la historia se la cree.

    Atentamente,

    Mauricio García Castro
    Ex Director del Museo de la Historieta de Chile

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre