En prisión conductor que atropelló y causó muerte

0
218

Imputado tenía cuatro condenas anteriores por conducir en estado de ebriedad.

El tribunal de Ovalle determinó mantener en prisión preventiva al chofer que sería causante de una muerte por atropello en esa ciudad.

En audiencia pública, en el Juzgado de la capital del Limarí, la defensa pidió cambio de cautelares de R. A. L. R., conductor de 30 años imputado de cuasidelito de homicidio de Eduardo Sebastián Arias Castillo, de 35 años, en un hecho ocurrido en la ruta D- 505 el pasado 6 de noviembre del 2019.

El abogado argumentó que su defendido está con arraigo en la zona y ha colaborado con la investigación. Pero no fue suficiente para que el juez modificara la medida de prisión preventiva.

Como nuevas medidas cautelares, la defensa había pedido la aplicación de otras cautelares menos graves para su representado: arraigo nacional y firma ante la autoridad.

El Ministerio Público presentó oposición a la petición de la defensa, ya que sus argumentos no varían los hechos formalizados, razonamiento que fue el mismo que manifestó el juez de Garantía Darío Díaz, para mantener en prisión preventiva a R.A.L.R., a la espera del término del proceso indagatorio de 90 días.

Ebrio y con licencia suspendida

En la noche del 6 de noviembre del año pasado, testigos vieron a R.A.L.R. conduciendo una camioneta por la salida poniente de la capital del Limarí, trayecto en el que casi embiste a los ocupantes de un vehículo que estaba en panne frente a una bencinera. Por la forma de guiar el vehículo -en la foto- se presume que no iba en estado normal de temperancia.

El acusado ingresó ese día a las 23:00 a la Ruta D-505, y a la altura de un complejo privado de cancha de fútbol, atropelló y mató a Eduardo Arias, poblador de ese sector, para huir hacia su casa de la población El Manzano.

La policía lo arrestó momentos después, precisamente en su domicilio.

Gracias a declaraciones de testigos y los registros de cámaras de seguridad que captaron la patente de la camioneta, es que el móvil fue encontrado estacionado en la casa de quien resultó ser el conductor y autor del mortal atropello.

El imputado cuenta con cuatro condenas previas por manejo en estado de ebriedad y tenía la licencia de conducir suspendida desde el 2015, por una de esas causas judiciales.
El tribunal lo imputó esta vez por cuasidelito de homicidio, manejo en estado de ebriedad, no detenerse a prestar auxilio a la víctima, huir del sitio del accidente y no a avisar a la autoridad.

En la misma audiencia, el Tribunal, que concedió 90 días para que la fiscalía indague, impuso la medida cautelar de prisión preventiva para R.A.L.R., por considerar su libertad como un peligro para la sociedad, ya que posee antecedentes penales previos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre