ENTRE LOS MEJORES DEL KITESURF NACIONAL

0
28

Claudio Berríos Parada es un joven elquino que hoy se ubica como el segundo mejor kitesurfista de Chile, al lograr 15,1 metros de altura sobre el agua en la práctica de ésta disciplina deportiva que tiene como centro de operaciones en nuestra región el embalse Puclaro.

Berríos ahora se prepara para competir en el Campeonato Mundial que se desarrollará durante el próximo año en el Valle de Elqui. Además ofrece sus servicios en la enseñanza de este deporte en el sector de Gualliguaica y prontamente espera ofrecer paseos en parapente en el mismo lugar.

Este joven nació en Vicuña. Estudió enseñanza media en el Colegio Antonio Varas y luego se especializó en mecánica automotriz en La Serena. Al poco tiempo descubrió su pasión por los deportes náuticos, dejando de lado los motores y los talleres mecánicos.
Fue así que con esfuerzo y perseverancia se convirtió en uno de los mejores deportistas chilenos en kitesurf, aprovechando su cercanía con el embalse Puclaro, uno de los mejores lugares del mundo para practicar este deporte junto a otros como el windsurf. Berríos lleva 15 años de experiencia, practicando y enseñando estos deportes náuticos.

“El viento es lo que hace especial a este embalse. Si no tuviéramos viento no tendríamos oportunidad de practicar deportes como el windsurf, velerismo o el kitesurf. Aquí tenemos viento todos los días del año y en cambio en otros países sólo hay cuatro o cinco meses. Por ese se dice que este lugar es el segundo mejor del mundo para practicar deportes náuticos”, explica el deportista.

Acerca del próximo campeonato mundial, el joven deportista indicó que “necesitamos que vengan los mejores del mundo en deportes náuticos, sobre todo en kitesurf y windsurf. Antes habían venido algunos campeones, pero no vinieron más porque el embalse estaba sin agua debido a la prolongada sequía. Mis expectativas es dar lo mejor de mí en el campeonato y capacitar a más jóvenes del valle para que figuren entre los mejores de Chile”.

Agrega que en su Escuela de Kitesurf, puede participar cualquier persona con buenas condiciones físicas. Cada curso dura nueve horas, con tres horas por día.
La primera clase se realiza en tierra, especialmente todo lo relacionado con seguridad y manejo de vela fuera y dentro del agua. Las otras seis horas se desarrolla en las aguas del embalse.

“Aquí en realidad no se necesita mucha destreza ni se ocupa mucha fuerza porque la fuerza de la cometa está enganchada al arnés, pero se cansan más quienes han fumado por mucho tiempo porque aquí se requiere de mucho oxígeno y se traga basta agua. Sólo existen limitaciones para personas que tuvieron hace poco una operación, tienen alguna dolencia o problemas en la espalda, pero hay personas que lo pueden practicar de todas las edades, incluso hay gente de 70 años”, afirma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre