«Estoy en guerra (Monumentos Nacionales) y no tengo ningún temor en decirlo, ojalá que los cambien»

0
230

La Serena celebra un nuevo aniversario. Son 475 años que cumple la segunda ciudad más antigua de Chile, pues un 26 de agosto de 1549 fue fundada por el capitán español Juan Bohón bajo el nombre Villanueva de La Serena.

Luego de 475 años, La Serena se ha convertido en una ciudad moderna y con los retos que eso implica, como los grandes tacos o la falta de espacios para construir.
En este nuevo aniversario, LA REGIÓN conversó con el alcalde Roberto Jacob para abordar los desafíos que tiene la ciudad desde su casco histórico, el plan regulador, la relación con Monumentos Nacionales y la deuda del municipio.

Uno de los temas que preocupan en el Casco Histórico es el deterioro de las viviendas. ¿Cuál es su visión?
«Hemos hablado bastante de las condiciones en que está el Casco Histórico, que ha aguantado dos terremotos y un temporal, y eso lo ha ido deteriorando año tras año, y hemos llegado al estado en que está, más el tema de las restricciones que tenemos nosotros para poder mejorarlo o construir, que es Monumentos Nacionales, que al final, en vez de cuidar nuestro patrimonio, ayuda a destruirlo, porque en la medida que no entregue las autorizaciones a tiempo, lo que comenzó como un daño pequeño se va agrandando cada vez más, y hay que pensar en lo siguiente, la gente que vive en el Casco Histórico, por lo general, no tiene los medios económicos, porque recibió la casa por herencia o son sucesiones, y las personas tampoco están en condiciones de hacer tantos trámites, y eso los desincentiva, los desanima, y las casas terminan destruyéndose. Lo único que espero es que la nueva ley que se ingresó al Congreso se apruebe rápidamente, y le quite poder a Monumentos Nacionales, porque la verdad es que no está cooperando con lo que nosotros esperamos».

¿Cómo es su relación como autoridad con Monumentos Nacionales, porque se le ha visto bastante crítico con la gestión de ellos?
«Hay ver como está el Casco Histórico de La Serena y quienes son los responsables de agilizar los trámites y de permitir que esto se haga lo más rápido posible, Monumentos Nacionales, por lo que no puedo estar contentos con ellos. Un ejemplo fue cuando se cayeron las cornisas de la Catedral para el terremoto, hace un año que estaban pidiendo autorización para repararlas, y su hubiera pasado alguien por abajo y lo matan… ¿responde Monumentos Nacionales? Ese es el tema. Tenemos casas, como en Valparaíso, tal vez en menor escala, pero en cualquier momento se pueden caer, y de quién será la responsabilidad. Aquí hay que quitarles poder, ellos están preocupados de pasarme partes porque puse árboles en el centro o jardineras en los postes, me hicieron como tres sumarios por eso, de eso están preocupados, en vez de estarlo por el problema que tienen los casos históricos, y no es solo en La Serena. Estoy en guerra y no tengo ningún temor en decirlo, ojalá que los cambien y aprueben la nueva ley, y vuelvan los consejos regionales».

¿Cuáles son los desafíos que le quedan para el resto de su periodo?
«Trabajar como lo estoy haciendo hasta ahora, terminar las grandes obras que están empezando a ejecutarse y otras que comenzarán luego, como la remodelación de la Avenida de Aguirre, que ya está con el financiamiento listo. Debería empezar el próximo año. Terminar con la remodelación del Faro, estamos por licitar el colegio Darío Salas, terminar el paseo mirador de Larraín Alcalde, lo mismo con el complejo deportivo de la Parcela 41, ya terminamos el polideportivo, ahora falta terminar la conexión de calle Viña del Mar con la carretera. Tenemos muchos proyectos, creo que La Serena es una de las comunas que más proyectos tiene, y que han sido bien hechos, por eso me los han autorizado. Me acaban de entregar la ex casa de Cema Chile, también me entregaron las llaves de la casa Jiliberto, y esperando a los señores de Monumentos Nacionales, que después de tres años entreguen por fin la aprobación del diseño del edificio consistorial de la CCU. Uno de los proyectos emblemáticos que hay que pelear es la Avenida Pacífico, que la han anunciado muchas veces, pero la verdad esos anuncios no han sido reales».

¿Tienen pensando algún uso para la ex casa de Cema Chile?
«Primero se va a ir la oficina de la discapacidad para allá, eso significa que también vamos a tener algunas organizaciones afines, como la Asociación de Ciegos, algún otro organismo que también trabaje con niños discapacitados, cosa que eso se convierta en un centro de atención integral para todos nuestros niños, y segundo, que quede abierta al público para que conozcan los patios y ven lo hermosa que es esa casa, tanto como la Jiliberto, que será la casa de la Cultura que vamos a tener aquí en el centro de la ciudad».

El próximo año hay elecciones… ¿está disponible para competir por un periodo más?
«Estoy disponible para trabajar el tiempo que me queda, no voy a hacer anuncios de candidaturas todavía, cuando tome la decisión de ir por un tercer periodo lo voy a anunciar públicamente, y eso puede ser a fin de año o los dos primeros meses del próximo. Ahí van a saber, no quiero adelantar carreras políticas, porque no es sano teniendo tantos problemas por solucionar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre