Exhuman cuerpo de bebé hija de detenido el ´73. Pereció de extraña forma en esa fecha

0
19

ACTUALIDAD 3La querella presentada en el Tribunal  por  uno de los hermanos de la fallecida, un médico radicado en Copiapó, corresponde al ilícito de  sustracción de menor, contando con patrocinio del abogado querellante Jorge Alvarado.

De acuerdo a la quereIla los padres de la bebe, Silvia Muñoz y Eliecer Maluenda Maluenda, desde la fecha en que la sepultaron, tienen serias dudas respecto a su identidad,  ya que les fue entregada por Carabineros sin mayor certeza  de que fehacientemente era su hija., manteniendo esa duda por mas de cuatro décadas.

El texto legal indica que Silvia Muñoz, concurrió en octubre de 1973,  al hospital Antonio Tirado Lanas, para efectuar el control de sanidad de la niña, pero una doctora que conocía la situación de su familia en esa fecha ya que su primo Gabriel Vergara, había sido fusilado, mientras que su marido  Eliecer Maluenda, estaba apresado en La Serena, le sugirió dejarla internada en observación.

Muñoz accedió a la sugerencia, para ir a visitar a su marido a la cárcel de la  capital regional.

Sin embargo, a su regreso, la madre de la menor, al llegar al nosocomio, le fue prohibido el ingreso, pero en base a su insistencia logró entrar tomando conocimiento del deceso de su bebé  por una doctora cuyo nombre ignora, quien le dijo textualmente «mataron a tu hija», en tono de  grito, motivo por el cual tuvieron que esconderse en un  box para evitar exponerse a una detención  que podía poner en riesgo sus vidas.

Luego el personal de guardia de Carabineros del recinto hospitalario le entrega el cuerpo de una lactante, sin mayor explicación, ordenándole sin mayores razones legales, enterrarla de forma inmediata en el cementerio con la excusa que era hija de un acusado de subversión.

De las causas de muerte, según el texto de la querella, esta fue provocada según el certificado de defunción, por un shock hipovolémico que corresponde a una   pérdida importante de sangre y líquido que hace que el corazón sea incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo, provocando que muchos órganos dejen de funcionar.

Pero  ese diagnóstico a juicio de la parte querellante, es contradictorio porque la niña previo a ser hospitalizada presentaría  un estado de salud normal, sumado a que debido a que en esa fecha no estaban las condiciones normales de un Estado de Derecho, no hay  una precisión total respecto a la identificación de su cuerpo debido a la forma en que fue ordenado su inmediato sepelio.

Es si que la exhumación busca despejar estas dudas, mediante la realización  de pericias tanatológicas a los restos de la lactante  por lo que el proceso continuarán, con otras diligencias  para esclarecer este delicado caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre