Extensión horaria y atención en fines de semana disminuye listas de espera

0
68

Uno de los desafíos que se planteó la nueva administración una vez asumido el gobierno fue la «cirugía mayor a la salud», que consiste, entre otras cosas, mejorar los tiempos de respuesta de las atenciones en los centros asistenciales y disminuir las listas de espera de las operaciones en los hospitales.

El objetivo era lograr disminuir un 25% de las listas de espera al año 2016, pero en la Región de Coquimbo las cifras fueron mayores anotando un 45% de atenciones al 15 de agosto de este año.

«Estamos satisfechos ya que cuando recibimos el gobierno lo hicimos con una lista de espera 2.080 casos en cirugía no GES» señaló la intendenta Lucía Pinto.

Según la autoridad, «sobrepasar la meta nos hace crear y disponer de una nueva meta, también ambiciosa, que es llegar a marzo de 2019 con 0 personas en lista de espera, que han estado hasta el 31 de diciembre de 2016, lo que es un gran paso».

«No me cabe duda que en marzo vamos a poder estar contando que la lista hasta el 2016 de operaciones y cirugías GES se ha cumplido y llegado a cero» enfatizó Pinto.

Además, la autoridad comentó que «el objetivo y tal como lo hemos hablado con el director del Servicio de Salud y con el director del Hospital de La Serena es poder llegar a esta meta de la gente que ha estado esperando por muchísimo tiempo el poder ser atendido y mejorar su calidad de vida».

Por su parte, Claudio Arriaga, director (s) del Servicio de Salud, explicó que el criterio de selección se relaciona con la antigüedad, «teníamos el mandato de sacar a los pacientes más antiguos y fue así que nos enfocamos que los hospitales de Illapel, Ovalle, Coquimbo y La Serena puedan clasificar sus pacientes y de esa manera empezar a resolver» explicó.

Según Arriaga, los recursos extras fueron clave para poder sacar adelante la tarea, «implica que además de mejorar la cantidad de pacientes que se atiende de 8:00 a 17:00, los hospitales tuvieron los recursos financieros necesarios para operar después de las 17 horas, sábados, domingos y festivos, eso implicó aumentar la productividad de los hospitales y aprovechar la capacidad instalada que tenemos».

Las operaciones más comunes fueron cirugías oftalmológicas, hernias, cálculos y una gran gama de intervenciones de traumatologías.

El Director del Hospital de La Serena, Edgardo González, agregó que «hay un compromiso importante de los trabajadores, lo que nos permitió en este hospital duplicar la capacidad de cirugía mayor ambulatoria, de 250 mensuales a más de 500 que estamos haciendo actualmente».

Una de las beneficiadas de la aceleración en las listas de espera fue Marisole Zúñiga, que necesitaba ser operada de una hernia, a mediados del mes de julio, fue informada que ingresaría a pabellón en el Hospital de La Serena y en un día feriado, «había esperado mucho tiempo y perdido la esperanza, pero cuando me llamaron e hicieron los exámenes para la operación, no lo podía creer», señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre