Familia de Kevin Gómez pide que no usen el nombre de joven asesinado como pretexto para provocar desmanes

0
333

A un año del homicidio del vecino de Coquimbo, y padre de un hija pequeña, Kevin Patricio Gómez Morgado, de 23 años, que perdió la vida en la noche del 20 de octubre del 2019, cuando fue baleado por la espalda por el cabo primero de Ejército C.I.C.C., formalizado por homicidio simple, la familia del joven espera que no exista más demora para el juicio oral.
Víctor Briceño, hermano mayor de Kevin, relató a Diario LA REGIÓN los sentimientos que lo embargan a él y sus padres, Eliana Torrejón y Juan Briceño, que integraron Kevin a su familia como un hijo más desde la edad de 2 años, por la posibilidad de que el juicio siga postergándose, ya que según su parecer el Ministerio Público y el abogado querellante Claudio García jefe de la unidad jurídica municipal, que presta asesoría gratuita a la familia por disposición del alcalde, han reunido la prueba suficiente para enjuiciar al funcionario del Ejército C.I.C.C..

«La nueva ampliación del plazo no la tomamos de muy buena manera, ya que desde el día de la muerte de Kevin nos va seguir doliendo por toda la vida. Lo que esperamos es que le hagan el juicio al militar».

Briceño recuerda que los medios probatorios de la parte acusadora dan cuenta que el uniformado disparó por la espalda a Kevin, quien estaba desarmado cuando a las 23:30 del día 20, en horario de toque de queda, corría por calle Bilbao con Pinto, mientras la tienda La Polar era objeto de saqueos. «Todo lo que han reunido los fiscales y nuestro abogado, y en lo que quedó grabados en videos de las cámaras de seguridad de la municipalidad y otros videos caseros, se ve cómo le dispararon por la espalda a Kevin, y si bien el militar declaró que le vio un elemento explosivo en la mano, él no llevaba nada de eso».

También hizo ver que al sector de Bilbao con Pinto llegaron varios vehículos con uniformados, que podrían haber detenido a Kevin sin necesidad de dispararle, «en el lugar había tres camiones con suficiente contingente que pudieron haber detenido a mi hermano y haber evitado su muerte».

Por ese motivo sostendrán con el abogado una pronta reunión, para ver la forma de apelar a la ampliación de las indagatorias del caso, «ahora que la defensa solicitó la ampliación, tendremos una cita con nuestro abogado para poder plantear ante los Tribunales que nosotros como familia nos negamos a ampliar el plazo de investigación, para que se haga el juicio rápido, esperando que se haga en enero o febrero la preparación del juicio por lo menos»

Respecto de la hija de Kevin, Briceño dijo, «ella ya tiene tres años y entiende todo, y así como nosotros ella aún no asume que su papá ya no está. Además, por el momento solo la familia está ayudando a criarla».

Kevin integró la banda de guerra Halcones de Coquimbo. Estudió en la escuela básica Aníbal Pinto, Colegio Bernardo O´Higgins, y Liceo Industrial de Guayacán, donde obtuvo el título de técnico en mecánica, lo que le permitió estudiar la especialidad de operador de maquinaria pesada, actividad en la que laboraba al momento de perder la vida.

«Este miércoles sus amigos de la banda Halcones le van hacer un homenaje en el zigzag de Bilbao para recordarlo en el aniversario de su partida, ya que la banda ensayó por varios años en ese lugar, pero tengo que decir que como familia somos de bajo perfil, por lo que si se organizan actividades de conmemoración les pedimos a los que participen que por favor lo hagan de manera pacífica y que no usen el nombre de Kevin para hacer desmanes, porque él era una persona tranquila, siempre preocupado de su hija, para la que trabajaba, y que en su juventud realizó una actividad sana que era integrar una banda de guerra juvenil».

Fatal escopetazo

Según la formalización en la investigación del Ministerio Público, que estuvo basada en el informe de la Policía de Investigaciones, PDI, el cabo primero de Ejército C.I.C.C., de 32 años, a las 23:30 del 20 de octubre pasó patrullando por calle Bilbao con Pinto, donde vio a un grupo de individuos saqueando la tienda La Polar, instante en el que apuntó y disparó con una escopeta de servicio a Kevin Gómez, de acuerdo a la declaración que entregó al fiscal de turno Juan Pablo Aguilera, que fue leída al Juez de Garantía.

«Iba sentado en la puerta trasera derecha del camión institucional, patrullando por una calle que no sé su nombre, cuando me percaté que desde el interior de la tienda por una puerta venía saliendo un sujeto masculino joven. Vestía un polerón con cierre color gris, levantó ambas manos con un bulto que no logré precisar qué era… circunstancia en que sentí que me iba a agredir a mí o al equipo, por lo que efectué un disparo con mi escopeta Ryot repetidora calibre 12 mm., en dirección a dicho sujeto y al suelo», declaró el militar imputado.

Sin embargo tras las pericias de la PDI fue comprobado que el disparo impactó de lleno en el cuerpo de la víctima, que pereció por una «herida toraco pulmonar por arma de fuego, sin salida de proyectiles», tal y como señaló el informe de autopsia del Servicio Médico Legal.

El abogado defensor público de C.I.C.C., Alejandro García, argumentó que su representado el día de los hechos presentaba fatiga por mantenerse sin dormir al estar de servicio en las calles desde la declaración de Estado de Emergencia dictado por el gobierno dos días antes, cuando fue llamado a acuartelarse, reafirmando que el militar disparó al joven creyendo que portaba un explosivo.

Otro antecedente presentado en la formalización por la fiscalía dio cuenta de que el objeto que Gómez llevaba en sus manos era una bolsa con ropa y una caja de zapatillas, y que al cruzar la calle Bilbao vio a los militares, entre los que estaba C.I.C.C., a unos cinco metros de distancia, por lo que pretendió huir hacia el sector alto de la ciudad, instante en el que fue impactado por los perdigones de la escopeta percutada por el imputado, el que comenzó a brindarle los primeros auxilios.

Los uniformados solicitaron una ambulancia al hospital San Pablo, sin embargo les indicaron que debía concurrir Carabineros para hacer el llamado.

A las 00:08 la víctima recién pudo ingresar al recinto hospitalario. El doctor de Urgencias, Joel González, le hizo reanimación por 13 minutos. Gómez dejó de existir a las 00:21, producto de una severa hemorragia y por las serias heridas que sufrió, que le comprometieron diversos órganos.

C.I.C.C. fue remitido al Regimiento Coquimbo de La Serena para cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva dictaminada por el Tribunal, que en esa oportunidad concedió un plazo de 120 días para que el ente persecutor penal indagara el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre