Ferias libres no tienen límite de aforo

0
49

La semana pasada el Intendente Pablo Herman, tras un Comité de Crisis, habló de la posibilidad de tomar medidas como disminuir los aforos en ferias libres, pero tales medidas no han llegado a los feriantes de Coquimbo.

Desde los gremios estiman que no sería necesario fijarles aforo. Sergio Rojas, presidente de la feria Frutos del Norte de la Costanera, dice que han aplicado todas las normas sanitarias y han aceptado separar los puestos para respetar la distancia social.

«Nosotros somos una de las pocas ferias que cuenta con un recinto privado en la zona, y desde el año pasado, cuando empezó la pandemia, nuestro directorio y todos los socios hemos acatado las medidas impuestas por la autoridad de salud. Hicimos un distanciamiento entre puestos, además del lavado de manos, alcohol y mascarillas para todos».

En las otras ferias periféricas, o de calles, siguen trabajando como siempre, sin aforo, pero con todas las medidas sanitarias.

«Decidimos correr nuestros puestos más atrás del pasillo del medio, para que los clientes transiten con más espacio, y los feriantes estamos usando mascarilla todo el tiempo, junto a alcohol gel para lavado de manos»

De imponerles un aforo máximo, el dirigente Rojas estima que sería «un grave perjuicio, en vista de que por la pandemia los ingresos se han reducido bastante».

«Que nos reduzcan el ingreso de clientes, o que limiten el número de puestos, sería una mala medida, porque todos saben que tuvimos muy bajas ventas durante todo el año pasado y durante la cuarentena, y ahora recién nos estamos recuperando. Nos complicaría reducir el tamaño de los puestos, porque de los tres metros con los que siempre hemos trabajado, ya reducimos entre 20 a 30 centímetros por puesto».

Falta fiscalización

Una opinión similar entrega Carlos Aguilera, presidente del Sindicato Independiente Feria San Juan y El Llano, aduciendo que la falta de fiscalización estaría contribuyendo a las aglomeraciones, que también ocurren por la falta de erradicación de los vendedores ilegales. «Supimos que algunas autoridades tomarían más medidas en las ferias, pero hasta hoy martes a mí no me ha llegado ningún aviso de alguna autoridad».
Incluso más, afirma que desde el año pasado que no tienen diálogo alguno con las autoridades.

Por otra parte, Aguilera comenta que no sería viable restringir la cantidad de puestos. «Nuestro socios no estarán de acuerdo, estoy seguro».

Propone realizar reuniones más constantes entre las autoridades y las directivas de feriantes, para coordinar más controles en el funcionamiento. «Hay que buscar una solución a las aglomeraciones, para que la gente mantenga la distancia. Deberían enviar inspectores de salud y de la municipalidad, con Carabineros y militares, a fiscalizar a todas las ferias», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre