Filtración y suspensión de la PSU de Historia irritó a parlamentarios: «Es la guinda de la torta»

0
43

A eso de las 14:30 horas miles de jóvenes debían ingresar a sus respectivos establecimientos para rendir la PSU de Historia, Geografía y Ciencias Sociales.
En el país, un total de 202.461 alumnos estaban inscritos.

Sin embargo, y como ha sido la tónica, hubo problemas. Y serios. Porque el rumor pasó a un hecho. Y es que el Consejo de Rectores (Cruch) decidió suspender la aplicación de la PSU de Historia en todo el país, luego que el DEMRE (Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional) notificara al Consejo de Rectores la filtración de una de las formas de la prueba.

A los minutos, un comunicado: «Debido a la filtración de la Prueba de Historia, Geografía y de Ciencias Sociales, hecho informado por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) y la consecuencia de invalidación metodológica que ello implica, se ha procedido a suspender la aplicación de la Prueba de Historia, Geografía y de Ciencias Sociales a nivel nacional», indicó el consejo mediante un comunicado».

Y la molestia era evidente. De los jóvenes, que se retiraban de los colegios exigiendo una explicación. Pero también el malestar del mundo político. En la región hubo rechazo transversal de los parlamentarios a la filtración de la PSU y con críticas al Cruch, al DEMRE y a Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile.

El diputado Juan Manuel Fuenzalida sostuvo que «estamos frente a la más accidentada rendición de la PSU que hemos visto en los últimos años».

Agregó que «la filtración de la prueba constituye un hecho grave que tiene que ser revisado y analizado por el Consejo de Rectores (Cruch). Además, hemos sido testigos como en diferentes comunas del país los desórdenes causados por unos pocos han afectado a muchos. Por lo tanto, acá las autoridades deben tener mano dura y hacer todo lo posible por resguardar el orden público».

Manifestó que «a muchos les puede gustar o no la PSU, pero eso no limita el derecho a que un estudiante pueda rendirla en tranquilidad y con la concentración necesaria, considerando que está en juego su futuro».

Matías Walker calificó de «lamentable la filtración y consiguiente suspensión de la PSU de Historia. Un triunfo de la minoría que atentó contra el futuro de sus compañeros, un fracaso del Mineduc, que debe dejar de tomar palco y ser parte ahora de la solución. Ánimo a los cientos de miles que prepararon la prueba con esfuerzo».

Sim embargo, el más duro con lo sucedido fue el diputado Francisco Eguiguren, al afirmar que «la filtración de la prueba de Historia es la guinda de la torta de la vergüenza de la PSU, y acá lo que corresponde es decirle a los señores del DEMRE y del Cruch que ya basta de la improvisación y falta de seriedad con que se han tomado esta rendición de la PSU».

También sus críticas fueron para el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi.

«El señor Ennio Vivaldi debiera ser más vivaldi y hacerle honor a su apellido, porque la verdad es que ha sido muy poco vivaldi en este proceso. Pero estoy tranquilo, porque la Comisión en la Cámara de Educación ha citado a las personas del Cruch, del DEMRE, al señor Vivaldi, al subsecretario de Educación (Raúl Figueroa) y al subsecretario del Interior (Juan Francisco Galli) para que respondan sobre lo que ha ocurrido en el país. Porque no se puede uno reír de los jóvenes, no se puede jugar con las esperanzas y sueños de los jóvenes que se han sacado la mugre para poder dar esta PSU y no lo han podido hacer».

Por lo mismo, precisó que «no podemos jugar con los sueños de los padres que han apoyado a sus hijos y que hoy se ven frustrados, y eso es por la irresponsabilidad, por la inoperancia y por la falta de nivel de la gente del Cruch y del DEMRE».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre