Fuad Chahin: «Un Gobierno con el PC y el Frente Amplio hoy, me parece muy difícil»

0
318

Hay que apurar el tranco. De eso no tiene dudas el presidente nacional de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin. Las elecciones municipales y de gobernadores regionales están a la vista -el próximo año- y por eso está recorriendo permanentemente las regiones.
Y como en Coquimbo había una junta regional del partido, Chahin dijo presente para analizar la cuenta política que dará como presidente nacional y «también para apurar el tranco en materia de elecciones, así que desde ese punto de vista vamos a trabajar con la junta regional para avanzar en la definición municipal, porque entre noviembre y enero debemos tener el 80% de nuestros candidatos definidos, y para eso necesitamos que desde las regiones también se haga un trabajo mucho más intenso».

También aprovechó para reunirse con adultos mayores y explicarles el sentido de los acuerdos que ha trazado la Democracia Cristiana con el Gobierno, «para aprobar la idea de legislar, primero, y ahora para votar en la Comisión del Trabajo el proyecto a la reforma de pensiones, los cambios que se han logrado y cómo esto impactará en las pensiones de los adultos mayores».

En lo que se refiere a las elecciones, parece que ya encontraron un camino con algunos partidos políticos

«En la última reunión que tuve con el presidente del Partido Socialista, le plantee que nos íbamos a dar hasta el mes de septiembre, inclusive, para que resolvieran los pactos a concejales que formalizamos en la negociación con ellos, y una vez resuelto eso vamos a comenzar la negociación con las demás fuerzas políticas, para ver como enfrentamos las elecciones de alcaldes. No obstante, ya hemos iniciando formalmente las negociaciones con otros partidos afines a la oposición, a objeto de comenzar a configurar un escenario de elecciones de lista, de acuerdos y pactos en las municipales».

¿Cuáles son esos partidos afines de la oposición?
«Vamos a conversar con el PPD, PR, PS y Ciudadanos, ya que el Frente Amplio tendrá sus propias listas y el PC ya tomó la decisión de ir con la Federación Regionalista y con el PRO de Marco Enríquez-Ominami, entonces los partidos que quedan, que son con los que tenemos una mayor sintonía política, son con quienes ya iniciamos formalmente las conversaciones para configurar estas listas municipales».

En el último tiempo la noticia ha sido: «La DC votó con el Gobierno», ¿son en realidad una oposición a la derecha?
«Nosotros somos una oposición que propone, que plantea alternativas. Somos una oposición que quiere que el país avance, porque no estamos en políticas para derrotar a otros, sino que estamos en la búsqueda del bien común, pues queremos que se active nuestra economía, que se generen empleos, y con nuestra decisión logramos muchas cosas importantes para las pymes. Por ejemplo, logramos beneficios para los adultos mayores de clase media, con la rebaja a las contribuciones; logramos beneficios para las regiones con recursos adicionales y que van a tener que pagar las empresas por todas las inversiones por sobre los 10 millones de dólares que se genere en los territorios. Por lo tanto, la Democracia Cristiana ha demostrado ser una oposición dialogante, critica, propositiva, y muy eficaz para lograr avances para las personas que nosotros representamos».

¿Se puede confiar en un partido zigzagueante, como los señalan algunos?
«No somos un partido zigzagueante, lo que pasa es que somos como siempre hemos sido: una oposición que no es de derecha, que nunca vamos a estar a la derecha, pero cumplimos con nuestros compromisos. Cuando hemos alcanzado acuerdos, a pesar del bullying y de la descalificación de otros partidos, hemos cumplido con nuestros compromisos y lo vamos a seguir haciendo. Desde ese punto de vista somos un partido confiable, y que la derecha no se confunda, porque no nos pasaremos a su bando».

¿Cómo hará para recuperar la identidad de su partido?
«Creo que hemos ido recuperando un espacio, dado que somos un partido que busca una mayor justicia social, un partido que busca que las personas puedan desarrollarse, y para eso es importante que lo hagamos sobre la base de la búsqueda de acuerdos, de entendimientos, ya que nadie es dueño de la verdad absoluta. La polarización le hace mal al país y la DC es un partido que busca el encuentro, que busca que desde nuestras diferencias nos sentemos a conversar y ver en qué nos podemos poner de acuerdo para resolver los problemas de Chile. Somos un partido con carácter, con personalidad, que sin complejos entiende que no somos lo mismo que el PC, que el Frente Amplio, y si bien tenemos diferencias significativas, estamos en la oposición. Nosotros no descalificamos a quienes votan o piensan diferente a nosotros, porque creemos en la democracia, ¡pero exigimos lo mismo!».

Desde ahora van a trabajar negociando con el Ejecutivo y fuera de la oposición…
«Lo que pasa es que no tenemos que ser suche de nadie, debido a que siempre haremos los esfuerzos de conversar en la oposición, pero cuando hay una oposición que no quiere llegar a acuerdo, que lo único que quiere es oponerse a todo y quienes no sigan sus instrucciones son descalificados y atacados, nosotros no nos vamos a dejar amenazar por nadie, puesto que la Democracia Cristiana no forma parte de un bloque monolítico. Nosotros no le debemos nada a nadie, sino que estamos en la oposición como un partido que tiene su propio perfil, su propio electorado, y que lo vamos a representar con mucha fuerza, les guste o no al resto, en eso no tenemos ningún complejo. Creo que la irresponsabilidad de algunos de rechazar todo, ni siquiera de discutir cómo mejoramos las pensiones, dejándolo postergado para el próximo gobierno y que los adultos mayores sigan esperando, me parece inaceptable»,

¿Se imagina un Gobierno con el PC y el Frente Amplio?
«En acuerdos puntuales electorales uno tiene que ser más pragmático, pero un gobierno con ellos hoy, me parece muy difícil de imaginar»

El Gobierno se abstuvo en una resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para aumentar la presión sobre Filipinas, pero le da con todo a Venezuela…
«El Gobierno demostró un doble estándar absoluto en materia de Derechos Humanos, al igual que el PC, donde me parece que se condenan las violaciones a los Derechos Humanos dependiendo del color político de quien comete las violaciones. La verdad es que eso nos parece como Democracia Cristiana francamente inaceptable, intolerable».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre