Fuertes vientos de mar a cordillera causan daños, pero hubo normalidad

0
95

Fuertes vientos cálidos se hicieron sentir en gran parte de la mañana y algo menor en horas de la tarde de ayer, en el litoral costero de la Región de Coquimbo.

La fuerza del viento, estimada en 76 kilómetros por hora, quebró árboles, derribó postes eléctricos, rompió alguna publicidad caminera, y por lo mismo hubo cortes de energía, se obligó al cierre de los puertos, y dejaron de funcionar los semáforos.

Sin embargo, las actividades escolares, de comercio y servicios públicos funcionaron de manera normal.

Lo mismo pudimos comprobar en materia de vuelos. Los aviones llegaron y despegaron sin dificultades, salvo algunos atrasos, en el aeropuerto La Florida de La Serena.

El fenómeno se debió a un núcleo frío, que de acuerdo al meteorólogo Cristóbal Juliá, son «bastante erráticos».
Por la tarde estos vientos cálidos se hicieron presentes en la pre cordillera donde llegarían a los 120 kilómetos por hora.

UN LUNES ESPECIAL

Este fue, sin duda, un lunes atípico el que se vivió en gran parte de la región, en especial en La Serena y Coquimbo, que estuvo bajo un fuerte temporal de viento, que en momentos sobrepasaba los 70 kilómetros por hora.

De acuerdo a Meteo La Serena, las rachas máximas alcanzaron los 76 km/h en La Serena, los 56 en Los Vilos, en Punta de Choros llegó a los 47, y en Tongoy a los 40 km/h.

LA BANDERA BICENTENARIO

Estos fuertes vientos también dejaron daños en al bandera bicentenario, que es izada en el mástil de honor en el Regimiento Coquimbo. Se rompió toda la parte blanca de la bandera, que aunque está confeccionada con orificios para dejar pasar el viento y alivianarla, no soportó este efecto climático.
Los vientos se sintieron entre las regiones de Coquimbo y de la Arauanía. En el sur con precipitaciones.

EXPLICACIONES

El meteorólogo de la región de Coquimbo, Cristóbal Juliá, explicó que este fenómeno se debió a un núcleo frío que está pasando por Chile central, «se activó bastante cuando fue tocando tierra a partir del domingo».
«Eso explica las ráfagas de viento que se dieron en la ciudad», agregó el experto.
Consultado por el pronóstico para los próximos días, Juliá comentó que «este martes deberíamos pasar a mejores condiciones de tiempo y debería retornar la normalidad en gran parte de la región».
«Para el resto de la semana deberían mejorar las condiciones del tiempo, y hacía el fin de semana habrían condiciones especiales, pero vamos a ir precisando durante la semana», agregó. Esas condiciones serían otro núcleo frío que podría traer inestabilidad a la zona.
Juliá enfatizó en que los núcleos fríos son bastante erráticos, «por lo que hay que ver como evoluciona durante la semana».

Balance de daños

En el caso de La Serena, Jesús Parra, director de Servicios a la Comunidad del municipio, informó el balance de daños de la capital regional luego del temporal de viento: «Lo más que nos afectó a nosotros fueron los árboles, sobre todo los más añosos, que botaron muchas ramas, algunas pequeñas y otras de mediana envergadura, algunas palmeras que estaban frente a la entrada principal del hospital de La Serena, que estaban podridas.

Además de un árbol que se nos cayó en el camino de El Romero a Lambert, que obstruyó la vía pública», agregó Parra.

En el camino afectado trabajó personal de Bomberos y del municipio, y pasadas las 14:00 horas lograron despejar la ruta.

«En la Avenida Francisco de Aguirre cayeron algunas ramas, además de algunos sectores poblaciones, como en Larraín Alcalde, en La Antena y en Las Compañías, pero todo en menor medida», puntualizó.

En el caso de Coquimbo, el alcalde Marcelo Pereira dispuso que todos los equipos operativos estuvieran atentos a la contingencia y salieran a terreno, buscando solucionar los inconvenientes que se pudieran suscitar y velando por la seguridad de todas las personas.

Desde que se informó la alerta temprana preventiva desde ONEMI, este domingo 13 de octubre, la Oficina de Protección Civil de Coquimbo puso en funcionamiento todos sus protocolos, y su encargado, Orlando Ortiz, explicó las acciones que se han llevado a cabo.

Las acciones están previstas desde antes, porque teníamos la información de la llegada de estos vientos y nos preparamos. Nuestros equipos estaban listos para atender este tipo de eventos y estaban dispuestos en cada una de las Delegaciones, y ahora están todos desplegados, enfocados en la seguridad de la población, en relación a la caída de planchas de techos y de tubulares (postes) en que hemos tenido algunos problemas en el sector de la Costanera, Avenida Suecia con Ruta 5 y otros lugares de la comuna», sostuvo.

DOCE POSTES

En total fueron 12 los postes caídos en distintos sectores de la comuna, y personal de emergencia trabajó para cortar la electricidad para evitar riesgos mayores.

También se reportó caída de postes en la población Puerto Edén y en Avenida Suecia, en Coquimbo.

Otros organismos no entregaron información sobre esta materia, por lo que se supone que todo funcionó de manera normal.

El fuerte viento, inusual en esta parte del país, levantó polvaredas en algunos barrios, y el sonar de calaminas hizo preocupar a la gente.

Esa tierra se apreciaba claramente en el aeropuerto La Florida y alrededores, donde hay parcelas que no están cultivadas, de tierra seca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre