Grupo de emprendedoras de Guanaqueros ve más cerca anhelado proyecto gastronómico

0
129

Dicen que por casi tres décadas han esperado, y que el próximo año, con
el financiamiento de Corfo, podrán inaugurar sus nuevos locales.
«Es el anhelo que hemos tenido por años», cuenta Ximena Arancibia.

En Guanaqueros, llegando al muelle, hace más de veinte años que familias completas, principalmente mujeres, esposas de pescadores, trabajan en sus pequeños locales comerciales vendiendo mariscos, comida rápida…

Es su fuente de ingreso, y hoy el sueño y el proyecto por el que han luchado por años, está pronto a cumplirse.
«Es el anhelo que hemos tenido durante años, que es la construcción de un centro gastronómico», cuenta Ximena Arancibia.

Ocho son los locales en los que trabajan familias completas, por eso el logro es valorado por estas esforzadas trabajadoras, que si bien están instaladas de buena manera, la construcción es débil, de madera, «y siempre han querido avanzar en poder mostrar una mejor propuesta al turismo y a la comunidad en general», señaló el concejal Guido Hernández.

Por años no se les entregaba la posesión definitiva y el permiso era sólo anual, «pero como ahora salió el plan regulador, ellas hicieron la solicitud de posesión definitiva, están haciendo lo trámites y, en paralelo, Corfo conoció el proyecto y su diseño, y está entusiasmado en generar esto que se está buscando, que es dinamismo en la economía de la gente que más lo necesita, pues todas son esposas de pescadores», dijo Hernández.

Ha sido un sueño

Este emprendimiento es de décadas, porque incluso hay mujeres que hoy son abuelas. Y las trabas les impedían desarrollar un mejor proyecto, uno más definitivo, «así que imagínate el tiempo que llevamos luchando por esto», reconoce Arancibia. Y agrega: «Antes éramos sociedad y nadie nos entregaba su apoyo, pero ahora somos gremio y todas las postulaciones se nos están abriendo. Estamos en Guanaqueros, llegando al muelle, donde tenemos nuestros pequeños locales comerciales. Ya armamos la carpeta con todos los certificados al día, incluso hasta los planos del proyecto, y como se encuentra en la última etapa en Santiago, estamos esperando solamente que desde Corfo nos puedan agilizar lo que es el proyecto».

Reconoce que todo el tiempo estaban remodelando las fachadas, pero seguían siempre en el mismo metro cuadrado. Sin embargo, y a través del nuevo proyecto, «esta vez sería otra la imagen. Porque la idea, junto al financiamiento de Corfo, es comenzar en la temporada de verano, porque nosotros inauguramos el verano abriendo el primero de enero. Así que sería ideal que las obras estuvieran terminadas antes de esa fecha, aunque si se comienza a alargar debido al coronavirus, en realidad no importa, pues la esperanza es estar algún día trabajando en los nuevos puestos y paciencia tenemos, ya que hemos esperado casi 30 años, así que unos meses más no nos afectaría…».

Debido al coronavirus han tenido que detener su comercio. Cerrar sus locales y quedarse confinados en sus hogares.

«Hoy en Guanaqueros los puestos están cerrados, pero como es zona turística, y entendiendo la situación, nos propusimos cerrar nomás para que la gente no llegara y de esta manera evitar los contagios. En realidad todo el pueblo quedó paralizado y nosotros estamos viviendo de los ahorros, de las ventas del verano», precisa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre