Gustavo Sánchez, el “juez” que se ganó el cariño de la gente

0
9

Pocas personas en televisión logran ganarse la simpatía del público cuando su labor es decir quién tiene o no talento. No obstante, Gustavo Sánchez logró hacerlo, y en muy poco tiempo. El puertorriqueño  debutó como rostro de la televisión local en marzo del año pasado e inmediatamente su carisma cayó bien en la audiencia.

Pese a que proviene de una familia de actores y de que trabajó por varios años como manager de Chayanne, este latino con alma de madrileño sintió por mucho tiempo rechazo a las cámaras. Y es que no le gustaba figurar. “He sido muy privado toda mi vida, nadie sabe nada de mí porque nunca salgo en las fotos. Los que tienen que salir ahí son mis artistas, no yo”, dijo sobre esto a Emol el año pasado.

Sólo en el año 2006 se atrevió a aceptar el desafío de convertirse en rostro, y lo hizo para la versión latinoamericana de American Idol. Hasta dicho programa, grabado en Buenos Aires, llegó por su experiencia de dos décadas en la industria del espectáculo.

Su carta de presentación como Manager era Chayanne, a quien ayudó a impulsar su carrera cuando era sólo un desorientado niño llamado Elmer Figueroa. Su lazo con “Chayi”- como él le decía con cariño- era intenso, pero decidieron separar sus carreras en 1996, no sin antes ganar el premio Billboard a Manager del año y de componer una de las canciones más exitosas del cantante: “Provócame”.

A diferencia de muchas figuras de televisión que luchan por alcanzar la fama, Sánchez la obtuvo casi por accidente.  Y es que él nunca pensó en ser manager ni convertirse en un experto en talento, pero las circunstancias de la vida lo llevaron a alcanzar dicha posición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre