Hablan de «colapso» en hospital San Pablo

0
396

Dirigente local explica que la situación es caótica en el recinto porteño y que, por lo mismo, enviaron un comunicado por redes sociales para que la población se proteja. «Tenemos cerca de 100 funcionarios contagiados, así que la situación es preocupante

Durante la semana, el caos. Este lunes, incluso enviaron un mensaje vía redes sociales a la comunidad porteña para que se «cuide» y «proteja». Esto, porque la situación en el Hospital de Coquimbo es caótica «Ya estamos desbordados», cuenta Leonel Salinas, presidente de la Confenats (Confederación Nacional de Trabajadores de la Salud) Coquimbo.

La situación no deja de llamar la atención, pues coincide con la cuarentena en la conurbación La Serena-Coquimbo.

«Nos hemos estado juntando como multigremial para ver la necesidad y el cuidado de nuestros funcionarios, ya que estamos desbordados. Y este problema se acrecienta cuando volvieron los funcionarios que estaban en sus hogares, que fueron cerca de 50, de los cuales 38 quedaron trabajando, ya que lamentablemente algunos se volvieron a contagiar. Entonces no sé cómo es el criterio, no sé qué medidas y resoluciones está tomando la dirección en este momento, porque no tenemos claro el sentir de ellos para poder hacer esto», señala.

Porque ya ni siquiera la queja es por la falta de insumos, lo que en el comienzo de la pandemia era evidente y necesario, pues escaseaban las mascarillas, por ejemplo.
Pero hoy, reconoce Salinas, «hay de todo, incluso hasta tres y cuatro en el día para cambiarse, pero el problema es otro y la gente está colapsada.

Tenemos gente segregada afuera que trabaja en turnos de 7×7, otros 5×5 y algunos de 24×3. En realidad varios sistemas de trabajo, pero ni con todo eso hemos podido aguantar la situación que en este momento existe, porque tenemos cerca de 100 funcionarios contagiados y con contactos estrechos, así que la situación es muy preocupante».

A servicios UTI

Explica Salinas que el desborde en sí comenzó este fin de semana en cuanto a la cantidad de números, pero desde la semana pasada que el panorama se avizoraba complejo, «aunque hoy, insisto, ya estamos desbordados y no sabemos qué hacer».

Agrega que se está sacando gente de algunos servicios menos complejo y son derivados a servicios de la UTI, que se armaron en Medicina y en Cirugía, y ahí es donde estamos necesitando personal. Mientras que con el mismo personal que estaba trabajando acá se están potenciando estos servicios complejos».

La molestia de la Confenats, pero también de otros gremios como la Fenats, radica en la orden que se dio para el ingreso de funcionarios que estaban en sus domicilios.

«Nosotros tenemos entendido que fue una orden ministerial, que desde el Minsal se dio la orden de que paulatinamente se iba a cortar la segregación, pero en Santiago es donde ha habido una baja, no acá, donde hemos ido en aumento. Por tanto esto se desbandó a los extremos, en Coquimbo sobre todo».

La situación empeora y, como afirma el dirigente, «si seguimos en estas condiciones creo que lo más lógico es comenzar a cerrar servicios y cuando pase eso no se podrá atender gente en los policlínicos, a las personas que necesitan atención. Estamos viendo que llega gente cada vez más grave y no de coronavirus, sino que de las patologías más normales, así que eso es lo que debemos parar, y cómo hacerlo es la solución que estamos buscando».

En ese sentido, señala que están buscando alternativas, como que trabaje el 50% de un servicio…

«Hoy (ayer) publicamos un mensaje a la comunidad de Coquimbo para que tome conciencia, pues vemos que todos los días hay más contagiados, y eso nos repercute a nosotros, puesto que quienes se están llevando la pega son los Tens, los médicos, el personal clínico que está atendiendo a esta gente, y aparte del hacinamiento que existe hoy en el hospital, donde no tenemos espacio ni para tomarnos un café. Ya llegamos a este extremo, pues ni siquiera tenemos un comedor. Imagínate que hicimos una gestión y nos conseguimos tres container, pero nos autorizan a que solamente cuatro personas puedan comer por el contagio. También conseguimos el Club de Tenis, donde pueden entrar 20 personas, y somos cerca de 800. Entonces no vemos una solución».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre